Los denominados "radicales rebeldes" convocaron a un nuevo cónclave para "defender al partido" y discutir su rol dentro del Gobierno para que la "UCR no se convierta en un movimiento interno del PRO y termine siendo una entidad amorfa y despersonalizada", dijo Juan Manuel Casella, uno de los organizadores del encuentro junto al diputado Ricardo Alfonsín.

"Esencialmente, el rol del radicalismo en Cambiemos sería aportar la política y la sensibilidad social. Ambas cosas son las que hoy están faltando en el gobierno de Cambiemos", sostuvo Casella, ex ministro de Trabajo y actualmente secretario del Comité Nacional de la UCR, en declaraciones a CN23.

A su turno, el dirigente de la UCR y ex funcionario Miguel Ponce remarcó que lo que más le preocupa es "la falta de opinión" que los radicales que están en el gobierno tienen sobre algunos temas.

"Hay que poner límites a aspectos esenciales que hacen al pensamiento del radicalismo", sostuvo Ponce.

Agregó que "cuando se toca el tema del 24 de marzo y luego se vuelve para atrás; cuando tenemos que bancarnos a algunos carapintadas en el Gobierno y nadie dice nada; cuando se pretende alterar la historia repitiendo algo que en el gobierno anterior también se hizo que fue negar el 'Nunca Más', cambiarlo, pretendiendo tergiversar una etapa histórica (...) Son situaciones límite. El radicalismo, que tiene funcionarios en el Gobierno provenientes de sus filas, no puede estar callado".

La reunión será el miércoles, a las 18, en la sede del Comité Nacional de la UCR, ubicado en Alsina 1786 de la Ciudad de Buenos Aires.

El comunicado en el que se oficializó la convocatoria lo firman, además de Alfonsín y Casella, Mabel Bianco, Miguel Baze, Alejandro Armendáriz y Jorge Cobos, entre otros.

Será el segundo encuentro del grupo; el primero se celebró la semana pasada, en la Fundación RIcardo Rojas, en la que se escucharon fuertes criticas a las políticas desplegadas por la Casa Rosada, y reclamos a la conducción partidaria encarnada por el titular del Comité Nacional, José Corral y su antecesor en el cargo, el ex senador nacional, Ernesto Sanz.

Los "rebeldes" de la UCR buscarán llegar con una postura consolidada a la cumbre partidaria que se realizará el 24 y 25 de este mes en la localidad cordobesa de Villa Giardino, y la Convención Nacional que tendrá por sede Santa Fe, ciudad de la que es intendente el actual presidente de la UCR.

"Nosotros no somos ni macristas ni divisionistas, pero lo que pretendemos es que el radicalismo no se disuelva", sostuvo Casella.

"Queremos que la UCR siga siendo un partido político autónomo", remarcó el secretario del Comité Nacional, quien además dijo, que "con este tema del Correo, el señor (ministro de Comunicaciones, Oscar) Aguad tiene que venir a dar explicaciones a la Convención Nacional".