La exesposa del empresario Ariel Roperti, investigado como supuesto testaferro de Norberto Oyarbide, ratificó ante la Justicia que su exmarido incrementó su patrimonio a partir de 2010, cuando conoció al exjuez federal en una parrilla del barrio porteño de Puerto Madero.

Se trata de María Martha Cavallaro, quien este lunes declaró como testigo ante el fiscal federal Jorge Di Lello, quien está a cargo de la investigación por presunto enriquecimiento ilícito sobre el exjuez Oyarbide, quien renunció el año pasado cuando avanzaba en su contra el juicio político por presunto mal desempeño.

Ante el fiscal, la mujer aseguró que Roperti tuvo un "fuerte incremento patrimonial" desde el 2010 cuando se relacionó con Oyarbide, por entonces juez federal, y su pareja Claudio Blanco.

Roperti es investigado junto a los empresarios Jorge Bladimisquy, Ariel Feur y Cristina Ramírez, como supuestos testaferros del exjuez Oyarbide, a raíz de una investigación previa que realizó el fiscal José María Campagnoli.

De esta forma, Cavallaro ratificó en su declaración judicial lo que había afirmado en 2014 en una entrevista que brindó al diario Perfil, en la cual sostuvo que Roperti había mejorado su situación económica a partir de su vínculo con Oyarbide.

En tanto, la Fiscalía ya solicitó un informe a la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre el crecimiento patrimonial del exjuez.

Todo se inició por una investigación patrimonial del fiscal de Saavedra, Campagnoli, a raíz de un artículo periodístico que  señalaba que Oyarbide tenía artículos de lujo en un restaurante de Puerto Madero al que asistía con frecuencia, y luego se sumó otro expediente de hace más de 20 años en donde se comenzó a investigar el crecimiento patrimonial de quien fuera juez federal.