El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, aseguró que la candidatura de la expresidenta Cristina Kirchner para las elecciones legislativas ya está "confirmada", y de esa manera redobló la presión sobre Florencio Randazzo para que se baje de la pelea y acepte acoplarse a una lista de unidad peronista en la provincia de Buenos Aires.

Al término de la reunión que el grupo de intendentes más cercanos a la exjefa de Estado mantuvo con el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, en el Instituto Patria, Ferraresi señaló que ya existe una decisión tomada en ese sentido, aunque evitó precisar si la idea es que ella encabece la lista de senadores o la de diputados nacionales.

"Lo épico no es una PASO con Cristina. Lo épico es ganarle a Macri y detener el ajuste", subrayó el hijo de la exmandataria durante el encuentro con jefes comunales, supo la agencia NA.

A pocos días del cierre de listas, y sin señales a la vista del randazzismo en pos de la unidad, el kirchnerismo decidió pasar a una etapa más agresiva de estrategia electoral, con la mira puesta en quebrar la resistencia del exministro de Interior y Transporte, para hacerlo bajar del ring como sea.

Incluso dejaron trascender la versión de que si Randazzo no se aviene a un esquema de lista única, podrían negarle la interna, de la misma forma que hizo Horacio Rodríguez Larreta en Capital cerrándole el camino a Martín Lousteau para competir en una PASO de Cambiemos.

Fuentes cercanas a la expresidenta consultadas por NA señalaron que si Randazzo jugara por afuera del peronismo, sería pura y exclusivamente responsabilidad de él, ya que si tuviera intenciones de participar dentro del Frente para la Victoria, "ya estaría negociando".

"Florencio ya tiene decidido jugar por afuera. Sino ya estaría negociando", reflexionaron.

Fuentes cercanas a uno de los intendentes del círculo más íntimo de la líder del Frente para la Victoria también alimentaron la teoría de que Randazzo, a esta altura, analiza armar una alianza por afuera, y advirtieron que eso no repercutiría demasiado en las chances del PJ, ya que "la que junta los votos es Cristina".

"No va a haber PASO y Cristina va a ser cabeza de la lista de senadores", desafiaron.

Además de Ferraresi, vicepresidente del Instituto Patria, participaron del encuentro con Máximo Kirchner, el diputado nacional Eduardo "Wado" de Pedro, y los jefes comunales Verónica Magario (La Matanza), Francisco Durañona (San Antonio de Areco), (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada), Walter Festa (Moreno) y Juan Ustarroz (Mercedes), entre otros.

Concluida esta reunión, el hijo de la expresidenta recibió a alrededor de 300 dirigentes de más de 50 gremios de la CGT y la CTA.