El oficialismo ratificó hoy ante la justicia electoral su estructura de partidos, con el PRO, la UCR y la Coalición Cívica-ARI como columna vertebral, y volverá a apostar al sello Cambiemos en las próximas legislativas, en las que buscará repetir el triunfo de 2015 en los principales distritos del país y ganar peso en el Congreso.

Con la mayoría de las listas ya casi definidas, al menos quién encabezará la nómina, la alianza gobernante apuntará ahora a polarizar con la expresidenta Cristina Kirchner, ya que todo indica que será candidata a senadora nacional por el espacio Unidad Ciudadana.

Salvo en la Ciudad de Buenos Aires, donde irá bajo el nombre "Vamos Juntos" por la disputa con un sector de la UCR y la negativa a incluir al exembajador Martín Lousteau, el oficialismo tendrá su segundo test electoral nacional con el sello Cambiemos.

Bajo la orden del presidente Maucicio Macri de evitar primarias, la alianza irá a las urnas con listas encabezadas en su mayoría por dirigentes de la UCR, el espacio que le da sustento territorial al oficialismo.

En ese reparto de "cabezas de lista", el espacio fundado por Leandro N. Alem tendría, de no medir cambios, candidatos en el primer lugar en quince provincias; el partido amarillo, en seis; la Coalición Cívica-ARI, en uno; y aliados de estirpe peronista, dos.

En la Ciudad de Buenos Aires, la diputada nacional Elisa Carrió será la cara de la campaña oficialista y buscará renovar su banca; mientras que en la Provincia, donde se pondrá en disputa la mayor cantidad de escaños, el ministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich, se encamina a encabezar la lista de postulantes a senadores nacionales.

En territorio bonaerense, además del PRO, la UCR y la Coalición Cívica-ARI, el frente Cambiemos estará integrado por el Partido FE, presidido por Gerónimo "Momo" Venegas; Unión por la Libertad, conducido por la ministra Patricia Bullrich; el Movimiento Social para la República, liderado por Héctor "Toty" Flores; el Partido Demócrata Progresista; el Partido Demócrata Conservador de Buenos Aires; el Partido Espacio Abierto para el Desarrollo y la Integración Social; el Partido del Diálogo; y el Partido Conservador Popular.

En tanto, en Córdoba Cambiemos intentará ratificar el preponderante dominio que mostró en el balotaje de 2015, cuando atrajo casi la totalidad de los votos que habían ido en las PASO y en las generales al frente UNA: para ello, llevará al exárbitro y actual diputado nacional Héctor Baldassi como primer candidato para renovar su escaño por la provincia mediterránea.

Mientras, en Santa Fe, donde por primera vez la UCR y la CC- ARI se integran a los partidos que ya conformaban Cambiemos, será el secretario de Políticas Universitarias, el radical Albor Cantard, quien encabece la lista de precandidatos a legisladores de la Cámara baja nacional y uno de los que abandonará el Ejecutivo.

"Estamos muy entusiasmados con la constitución de Cambiemos en Santa Fe, que va a ir a estas elecciones con la propuesta de apoyar y continuar con este cambio que comenzó en el país. Los radicales decidimos en nuestra Convención Nacional, por amplia mayoría, ratificar Cambiemos. Tenemos además una muy buena expectativa de que los santafesinos se expresen a favor de este proyecto que encabeza Mauricio Macri", señaló el presidente de la UCR, el intendente de Santa Fe, José Corral.

También se espera que salgan del Gabinete nacional para asumir como diputados o senadores el ministro de Defensa, Julio Martínez, que competirá en La Rioja; el titular del Plan Belgrano, José Cano, que estará en las urnas tucumanas; y la secretaria de Asuntos Municipales, Aída Ayala, que hará lo propio en Chaco.

Sin embargo, al quedar diez días hasta que finalice el plazo para la presentación de listas de precandidatos ante las juntas electorales partidarias, no se pueden descartar eventuales cambios al respecto.