Con la presentación ante la Justicia del Frente Cambiemos Buenos Aires en territorio bonaerense, la alianza gobernante cerró esta mañana formalmente su arquitectura electoral en todo el país para competir en las próximas elecciones.

Según explicaron las autoridades partidarias y quedó ratificado en la Justicia, Cambiemos quedó constituido en las 23 provincias, pero no en Capital Federal. Allí sus socios de la UCR abandonaron la alianza oficialista para apoyar a Martín Lousteau, por lo cual el resto de los integrantes de Cambiemos modificó su nombre por Vamos Juntos, liderados por la candidatura ya confirmada de Elisa Carrió.

En el resto del país el nombre formal es Cambiemos, reeditando la elección de 2015, aunque en varias provincias se sumó el nombre o la sigla de sus frentes y aliados locales.

En Corrientes, por ejemplo, se llama ECO-Cambiemos, por el frente Encuentro por Corrientes (ECO) que lidera el gobernador radical Ricardo Colombi. Y en La Pampa lo bautizaron Propuesta Frepam-Cambiemos y está formado por la UCR, PRO, Movimiento Federalista Pampeano (Mofepa), el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) y el partido Fe.

En Salta el nombre oficial es Cambiemos País, y allí nuclea al PRO, la UCR, Propuesta Salteña, el Partido Conservador Popular, Primero Salta, el Partido Identidad Salteña, el Partido de la Educación y el Trabajo, Salta Nos Une y el Partido Fe.

Los fueguinos optaron por agregar la sigla provincial y así conformaron Cambiemos TDF, una alianza entre la UCR y el PRO. Y algo parecido ideó Jujuy, donde se inscribió el Frente Jujeño Cambiemos, conformado por la UCR, PRO, Cambio jujeño, Líder, Partido Socialista y Cruzada Renovadora.

A tono con las fiestas del Bicentenario que se celebraron el año pasado en suelo tucumano, en esa provincia lo bautizaron Cambiemos para el Bicentenario, y en ese espacio confluyeron la UCR, el PRO, la Democracia Cristiana, el Movimiento Libres del Sur y el Partido por la Justicia Social.

En Catamarca usaron el nombre histórico del frente con el que la UCR se identificó varios años, y así quedó conformado el Frente Cívico y Social-Cambiemos, integrado por la UCR, PRO, FE, Coalición Cívica-ARI, Socialista junto a los provinciales Movilización y Nuevo Espacio de Opinión.

En Santa Cruz, el territorio de los Kirchner, se llamarán Frente Unión para Vivir Mejor (UPVM)-Cambiemos, con las firmas de los representantes de la UCR, Encuentro Ciudadano, PRO, Coalición Cívica-Ari-, Socialismo y partidos provinciales.

En tanto en San Luis se inscribió el Frente Avanzar y Cambiemos por San Luis, conformado por el PRO, la UCR, Avanzar San Luis, Partido Demócrata Independiente y Libres del Sur.

Más allá de los retoques a los nombres (que en otros distritos será Cambiemos, a secas) hay algunas situaciones especiales a lo largo del país.

La más relevante es la de Santa Fe, donde la UCR abandonó el Frente Progresista que integraba hace una década junto a los socialistas (son gobierno en la provincia) para armar un frente Cambiemos idéntico al nacional, conformado por la UCR, PRO y la Coalición Cívica-ARI.

Otra dato de color se vio en Entre Ríos, donde Cambiemos contará entre sus aliados al GEN, que lidera Margarita Stolbizer, y que en la mayoría de la provincias aparece asociado al Frente Renovador de Sergio Massa.

Tanto el armado de los frentes electorales como la composición de las listas en las provincias que gobierna Cambiemos (Capital, Buenos Aires, Mendoza, Corrientes y Jujuy) estuvo a cargo de sus respectivos gobernadores, en una especie de descentralización de la decisión que estableció el presidente Mauricio Macri, aunque él tuvo poder de veto en algunos casos.

En las demás provincias, los encargados de coordinar los armados locales fueron el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, el secretario general, Francisco Quintana, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y su viceministro, Sebastián García de Luca, por medio de las negociaciones con los referentes locales.

"Cambiemos es la única fuerza consolidada en todas las provincias que hoy aparece en el tablero nacional", había dicho esta semana Schiavoni, y su afirmación quedó ratificada en las presentaciones judiciales.

Además dijo que no esperaban "grandes sorpresas" en las candidaturas, cuya presentación vence la medianoche del 24 de octubre próximo, y que ya lograron "cerrar listas en casi todos los distritos".