El secretario general de Libres del Sur, Jorge Ceballos, consideró que Sergio Massa, líder de 1País -coalición integrada también por el GEN y el Frente Renovador- "tiene condiciones" para ser presidente en 2019, y que su fuerza se unió al acuerdo porque se "prioriza la industria nacional para generar trabajo genuino".

Al interpretar que "hay un pasado al que la sociedad no quiere volver" -en referencia al kirchnerismo- y también "una insensibilidad del Gobierno" sumada a que "en las expectativas de la gente no se ve un escenario de mejora de la situación económica", Ceballos dijo estar "convencido" de que 1País ganará las elecciones de este año, con los votos de quienes no suscriben a ninguna de las dos propuestas políticas.

En una entrevista que concedió a Télam, el secretario general de Libres del Sur no escatimó elogios a sus aliados políticos Massa y Stolbizer; y sobre esta última dijo que "representa una ejemplaridad, porque pregona la honestidad siendo honesta"; además, "todas sus opiniones, aunque a veces no estemos de acuerdo, tienen un grado de elaboración, porque ella es una persona muy formada y preparada".

Ceballos recordó que la relación con Massa tiene varios años, ya que a principios del gobierno kirchnerista, mientras el tigrense se desempeñaba al frente de la Anses, él ocupaba un cargo en el ministerio de Desarrollo Social luego de haber sido uno de los pilares para la conformación del movimiento Barrios de Pie.

En ese entonces "hubo un acuerdo en donde buscamos agilizar el trámite de pensiones y jubilaciones en los barrios y ahí conocimos a Massa, que hizo un trabajo muy eficiente al frente de Anses", cuando ya se perfilaba como un dirigente "que no es dócil"; más evidente, según Ceballos, cuando asumió por un breve período la jefatura de Gabinete de Cristina Kirchner, ya que "tenía pensamiento propio y expresaba lo que no compartía".

"Esa característica de personalidad es importante para quien lidera un proyecto", explicó Ceballos, y sostuvo que Massa "tiene condiciones" para ser presidente en 2019, ya que es "un dirigente joven y maduro, y conoce el país y sus actores".

Es que, además de la visión de Ceballos, es sabido que los principales dirigentes de la coalición 1País están pensando en consolidarse como una opción de peso para disputarle el Ejecutivo a Cambiemos en 2019, y las elecciones de medio término que se harán dentro de unos meses son consideradas como un paso más en la agenda política, pero no el objetivo último de las fuerzas que integran el acuerdo.

Ceballos explicó que Libres del Sur y Barrios de Pie se sumaron a 1País porque "en el terreno económico se prioriza la industria nacional y fortalecerla va a posibilitar terminar con los planes", y agregó: "yo vengo sosteniendo como referente social que los planes fueron una solución en una crisis como la de 2001, pero no los planes nuevos en un contexto de crecimiento económico espectacular como el que hubo entre 2003 y 2013".

"Pese a ese crecimiento", sostuvo Ceballos, "el kirchnerismo no sacó de la pobreza a la gente", y hoy "uno de cada tres argentinos es pobre", por lo que consideró que una solución sería que "la construcción y la obra pública con la que hace bandera el Gobierno no vaya al club de las empresas contratistas del Estado, sino que le de una parte a las cooperativas para generar trabajo genuino, y no más planes".

La integración de fuerzas progresistas como el GEN y Libres del Sur con un partido como el Frente Renovador, según el dirigente, es una metonimia de la sociedad argentina, ya que "todo frente expresa esa amplitud política y cultural, también con contradicciones cotidianas", y la tarea es la de "administrar y procesar esas diferencias para unir criterios".

Según su visión, el triunfo de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires se dio porque "tuvo un gran aliado como fue Anibal Fernández, que además le sirve para mantener una imagen positiva ya que mucha gente sigue pensando 'mirá de lo que nos salvamos'".

"Pero cuando vamos específicamente a la gestión hay poco para mostrar", cuestionó Ceballos y consideró que "si bien no es fácil de resolver, la gobernadora debería convocar a todas las fuerzas políticas para ponernos de acuerdo en una política de seguridad, porque no se puede acordar un plan económico con el Gobierno de Macri; pero en el tema de seguridad podríamos acordar para frenarla, junto al flagelo de la droga".