El intendente de Moreno, Walter Festa, volvió a denunciar que el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal reparten fondos de manera "discrecional entre los municipios bonaerenses" después de escuchar el "sincericidio" que, a su criterio, cometió el intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, al reconocer que esa ciudad "mimada" por el gobierno nacional en materia de asistencia financiera.

"Mar del Plata recibe el apoyo de Nación y de Provincia. Ahora, también veamos las causas, porque así la gente entiende bien. Es muy simple entenderlo", dijo Arroyo a una radio local.

"Mar del Plata es la cabecera de la quinta sección electoral y el segundo padrón después de La Matanza. Cambiemos tiene que ganar en Mar del Plata, tiene que andar bien en Mar del Plata, esa es la razón por la que recibimos tanta ayuda. Soy sincero para decir las cosas", sostuvo Arroyo.

Así, el camporista Festa salió al cruce y aseveró: "Hoy el intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, cometió un sincericidio respecto al apoyo que tiene para administrar su municipio, en clara contraposición a lo que sucede con nuestro distrito".

"Lo que vinimos denunciando todos estos meses respecto a la falta de apoyo queda en evidencia hoy, ante esta situación. Nosotros no estamos en contra del apoyo a Mar del Plata, nada tienen que ver los vecinos de allí. Sino la falta de fondos hacia municipios como el nuestro, que requieren de un apoyo concreto para dar respuestas a demandas de salud, sueldos y servicios", sostuvo Festa, quien reclamó para su municipio "el mismo trato que le dan a Mar Del Plata" y reclamó no caer en la "discriminación".