La Cámara Nacional Electoral hizo lugar hoy a la impugnación de la precandidatura del expresidente Carlos Saúl Menem a senador nacional, por lo cual no podrá competir en las próximas elecciones en La Rioja para revalidar su banca.

El máximo tribunal electoral falló en atención a la pena de 7 años de prisión y 14 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos dictada días atrás contra Menem por la Cámara Federal de Casación Penal por la venta de armas a Croacia y Ecuador, sentencia que encuentra ahora bajo revisión en la Corte Suprema de Justicia.

Tras conocer la decisión judicial, el jefe de bloque de senadores del PJ, Miguel Pichetto anunció en conferencia de prensa que se presentará un recurso extraordinario ante la Corte Suprema para revertir el fallo, aunque a menos de seis días de las elecciones los tiempos de la Justicia juegan en contra de la postulación del expresidente.

Con el fallo del máximo tribunal electoral del país, Menem ve frustradas a sus 87 años sus aspiraciones a extender por seis años más su estadía en la Cámara alta, donde ocupa una banca desde el 2005 y está protegido por los fueros parlamentarios.  

Será entonces el actual ministro de Hacienda riojano, Ricardo Guerra, el primer precandidato a senador nacional por el Partido Justicialista de esa provincia, en reemplazo de Menem, y quien deberá competir en las urnas con la principal figura de Cambiemos local, el exministro de Defensa Julio Martínez.

De todos modos, de no mediar cambios, la boleta con el rostro y el nombre de Menem estará presente en cada uno de los centros de votación de la provincia, pese a que el expresidente no podrá ser candidato, ya que en el PJ riojano sostienen que ya no hay tiempo para imprimir las nuevas boletas.

A pesar del dictamen fiscal que se inclinaba por habilitar a Menem a participar de la contienda electoral, los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via aplicaron el antecedente del caso Romero Feris del año 2003, que fue inhabilitado en razón de haber sido condenado penalmente por delitos de corrupción, aun cuando las sentencias no estaban firmes.

En los fundamentos del fallo, los jueces argumentaron que "se espera de los elegidos cualidades singulares, se les exigen condiciones distintas y más estrictas que las que se requieren  para el ejercicio del sufragio activo".

También invocaron el artículo 16 de la Constitución Nacional que plantea que "la declaración de que todos los habitantes son admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad no excluye la imposición de requisitos éticos, como son los atinentes a la integridad de la conducta".

Por último, se sostuvo que más allá de la presunción de inocencia, "dichas condenas gozan de la presunción de certeza y legitimidad que le asisten como tales en virtud de haber sido dictadas por un tribunal competente, conforme a derecho y con todas las garantías del debido proceso legal". 

En primera instancia, el fiscal con competencia electoral Jorge Di Lello había avalado este mismo lunes en su dictamen la candidatura de Menem, por entender que las objeciones habían sido presentadas con defectos formales y fuera de término por la Alianza Izquierda al Frente y por un grupo de dirigentes vinculados al PRO, tal cual había fallado previamente el juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedra Buena.

En una conferencia de prensa que compartió con el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, el senador Pichetto anunció que este martes por la mañana se presentará un recurso extraordinario de apelación ante la Corte Suprema, el cual recogería las consideraciones de Di Lello, quien habló de "proscripción".

El rionegrino puntualizó, tal como lo había señalado el fiscal, que la presentación de la impugnación de Menem se había realizado un mes después de la oficialización de las listas de candidatos, cuando la ley electoral fija un plazo máximo de tres días.

"Es una afrenta más, un atropello más que se produce contra el pueblo de la Rioja y contra uno de los hombres que ha dado todo por la Rioja y que ha estado al frente del país. Estamos conmovidos por el fallo", expresó Casas, que anunció un acto "reivindicativo de Menem" que se realizará este martes a las 16 en la sede provincial del PJ, la "Casa de Todos".

La condena que recibió Menem por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador es de siete años de prisión y está a revisión desde hace pocos días de la Corte Suprema de Justicia, por lo cual aún no se encuentra firme.

Menem firmó entre 1991 y 1994 tres decretos secretos para venderle armas a Panamá y Venezuela, aunque se trató de una pantalla, ya que unas 6.500 toneladas de armamento fueron destinadas a Croacia y Ecuador, sobre quienes existía una prohibición para adquirir armamento.

El expresidente había sido absuelto en 2011 por el Tribunal Oral Penal Económico 3, aunque en marzo de 2013, Casación revocó ese fallo y lo condenó por contrabando agravado.

La venta ilegal de armas fue la primera sentencia contra Menem, ya que en diciembre de 2015 fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión por el pago de sobresueldos a funcionarios de su gobierno, decisión que también está pendiente de revisión.