La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, afirmó que están haciendo “lo que estuvo pendiente muchos años", al supervisar una serie de obras de asfalto y cloacas en la ciudad bonaerense de 9 de Julio.

"Es lindo venir y ver los avances en las obras que se han podido hacer de pavimentación, de la red cloacal, la ruta 65, todo lo que hemos podido sumar desde la provincia y con el gobierno nacional, en equipo", sostuvo Vidal, quien estuvo acompañada por la candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires de Cambiemos, Gladys González, y por el intendente, Mariano Barroso.

En declaraciones a la prensa, Vidal aseveró que "en las obras que la gente esperó muchos años y pensaba que no iban a llegar nunca, es donde vale la pena que se vea la plata de los vecinos. Se ha prometido mucho sin cumplir".

"Lo más importante son las obras estructurales. Estamos esperando que baje el agua para venir con el Presidente (Mauricio Macri) y las máquinas a iniciar la cuarta etapa de la obra de la Cuenca del Salado, que va a cambiar de verdad y estructuralmente los problemas que tenemos en la provincia", indicó.

Reconoció que "somos muy conscientes de que todavía falta mucho, pero ya se ha empezado a hacer lo que estaba pendiente desde hacía muchos años".

Luego, Vidal se trasladó a la ciudad de Junín, donde encabezó un acto de entrega de títulos de propiedad a 174 familias, que fueron asistidas en forma gratuita a través del Programa Provincial de Escrituración.

Desde el inicio de la gestión de Cambiemos, se entregaron en todo el territorio bonaerense unas 22.000 escrituras a familias que, en muchos casos, llevaban más de veinte años de espera para obtener el dominio de su hogar.