El jefe de Gabinete de ministros de la nación, Marcos Peña, negó hoy que el presidente Mauricio Macri tenga "una lista negra" de empresarios, políticos y sindicalistas, sino que "simplemente es una metáfora" respecto a las "actitudes mafiosas" como el caso del gremialista Juan Pablo "Pata" Medina.

Por otra parte, Peña aseguró que "no" tiene puesta su "libido" en ser presidente de la Nación en un futuro, y calificó de "discusión ultraprematura" una candidatura a vicepresidente en 2019 acompañando a Mauricio Macri en una eventual fórmula.

"Es una metáfora simplemente. No es una lista, es más que una expresión sobre alguna gente en la Argentina que ha tenido actitudes mafiosas, como la del 'Pata' Medina", señaló el funcionario respecto a la información periodística de que el jefe de Estado tiene un listado de 562 personas sospechados de tener vínculos con la corrupción en los últimos años.

Durante un reportaje en radio La Red, el ministro coordinador enfatizó: "Absolutamente claro que no hay ni listas ni nada por el estilo".

"Conseguimos el poder de una manera distinta, como un servicio dentro del contexto republicano para resolver los problemas y no para acumular poder e ir por todo", destacó Peña.

Ayer, la candidata a senadora de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires Cristina Fernández señaló que "no" quiere "más listas negras" en la Argentina.

Peña analizó que si el oficialismo triunfa en las elecciones del 22 de octubre, habrá "mas entusiasmo y esperanza para encarar esta nueva etapa para mejorar los problemas de los argentinos".

Cuando le preguntaron si será candidato a vicepresidente en el caso de que Macri se presente a una reelección en 2019, el funcionario respondió: "Toda esa discusión es ultraprematura. No hay una debate sobre esto en nuestra cabeza, no pasa por ahora en nuestra agenda de trabajo".

Luego, fue consultado si le gustaría ser presidente de la Nación y contestó: "No está mi libido puesta en eso, es la verdad".