El primer candidato a diputado nacional por 1País en la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, aseguró hoy que desde ese espacio político "creemos en la obligación de debatir ante la ciudadanía" de cara a las elecciones del 22 de octubre, y se mostró sorprendido por la falta de "presión social y mediática" para que ese intercambio entre postulantes se realice.

En declaraciones formuladas a radio Provincia, Solá propuso que el debate entre los distintos candidatos a legisladores nacionales por la provincia de Buenos Aires se lleve a cabo en la Universidad de Mar del Plata, al considerar que se trataría de un espacio "neutral" tanto para Cambiemos como para Unidad Ciudadana.

“El tema central es que acepten debatir Unidad Ciudadana y Cambiemos. Los demás ya dijeron que quieren debatir. Es central que debatamos todos. Había un argumento de Cambiemos de no querer debatir en universidades del Conurbano y un argumento de Cristina Kirchner de querer no hacerlo en (el canal) TN. Por ello, nosotros elegimos la Universidad de Mar del Plata, como un lugar neutro para los dos”, apuntó el ex gobernador.

En ese sentido añadió que “hace dos años hubo una presión muy fuerte en general en los medios para que hubiera debate. Incluso, se organizó el debate con muchísima participación. Al primero no fue Daniel Scioli y al segundo sí. Pero era todo un tema si alguien no iba al debate".

Recordó que en la campaña de 2015 "se había creado una obligación de ir al debate" y evauló que "me extraña es que no haya absolutamente ninguna presión por eso en estas elecciones, me parece un dato preocupante para destacar”.

Por otro lado, al ser consultado por las políticas del gobierno nacional, Solá expresó que "hay una tendencia del presidente (Mauricio) Macri de decir: 'hago lo que quiero y si no me dan una ley, hago un decreto. Si me dan una ley que no me gusta, la veto. Es preocupante".

Más tarde manifestó que el primer mandatario "permitió que familiares blanquearan cuando la ley lo prohíbe" y opinó que "estamos en un gobierno de gente que tiene mucha plata y son muestras de autoritarismo dentro de un marco democrático”.

A cerca de la gestión de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dijo que “creo en su intención, pero la supuesta lucha contra las mafias se hace de forma marketinera porque dicen que está resuelto el problema de las mafias porque está preso el 'Pata' Medina y no todo está resuelto".

Sostuvo que "se han desafectado policías pero no hay un plan para cambiar la eficacia y controlar la fuerza de arriba hacia abajo”, precisó que "no tienen un plan y por eso no lo presentan" y pidió "estudiar y mirar" la situación de la seguridad "porque sino todos son golpes de efecto y fotos".

"El delito está subiendo, sobre todo el robo a mano armado", planteó.