Farmacéuticos bonaerenses realizarán este jueves un abrazo simbólico al edificio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en rechazo al posible ingreso de la cadena Farmacity al territorio bonaerense, por considerar que la modalidad comercial de esa empresa vulnera la ley provincial, mientras la firma sostiene que se le impide la libre competencia.

"La normativa provincial es constitucional y de corte sanitario. La irrupción de un modelo de mercado que propone la cadena Farmacity pondría en riesgo la sustentabilidad de todo el sistema" dijo hoy Isabel Reinoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires.

Voceros de la cadena consultados por Télam reseñaron que "Farmacity interpuso un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación a raíz del fallo de la Justicia de la provincia de Buenos Aires que hoy le impide instalarse, competir libremente con otras farmacias en esa provincia y brindar un servicio de calidad a los bonaerenses, pese a que cumple con todos los requisitos de habilitación y localización que requieren estos establecimientos".

"Farmacity considera que el fallo de la corte bonaerense vulnera principios constitucionales y cuestiona que la Ley provincial, de inferior jerarquía, viola normas nacionales que legislan sobre la propiedad de las farmacias, a la vez que afecta la prestación de un servicio esencial y el acceso a los medicamentos por parte de la población", especificó la empresa.

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires resaltó que "la justicia bonaerense ratificó la constitucionalidad de la ley vigente, se expidió en todas las instancias e incluso un fallo unánime de la Suprema Corte de la provincia rechazó el planteo de la cadena, que presentó un recurso de queja ante el máximo tribunal a nivel nacional".

"La causa se inició luego de que Farmacity intentara en 2010 abrir una farmacia en Pilar y se denegara el permiso bajo el argumento de que la ley local no permite que las Sociedades Anónimas sean dueñas de farmacias. La empresa agotó todas las instancias administrativas hasta que recurrió a la Justicia y ahora espera la decisión de la máxima autoridad judicial del país", expresaron los voceros de la empresa consultados por Télam.

Reinoso explicó que "la ley 10.606 de la Provincia de Buenos Aires fundamenta en la legislación el concepto de medicamento como un bien social y no una mercancía más" algo que obliga a las empresas del sector a garantizar la provisión en todo el territorio provincial.

"La legislación protege a los ciudadanos bonaerenses y garantiza el acceso universal a los medicamentos al regular la cantidad de farmacias por habitante y la distancia que debe existir entre cada establecimiento", además, "obliga a las empresas del sector a garantizar la provisión en todo el territorio provincial" fundamentó hoy la dirigente en diálogo con Télam.

Reinoso, explicó además los perjuicios que sufrirían "profesionales y clientes" para lo cual es necesario exceptuar a esa compañía de los alcances de las leyes vigentes que "entre otras cosas prohíbe vender medicamentos juntos con alimentos y otras mercaderías" en la provincia.

"Reiteramos el pedido que la Corte Suprema que sostenga los fallos sucesivos de la justicia bonaerense. La provincia decidió la mejor manera de garantizar el acceso al medicamento" dijo Reinoso, quien además ratificó la convocatoria al edificio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación este jueves, en coincidencia con el día del farmacéutico argentino.

"Lo que estamos pidiendo es que se respeten las instituciones democráticas de la provincia y el federalismo, y un fallo adverso sería avasallar esos principios" dijo para finalizar la representante de los farmacéuticos.

Farmacity se encuentra radicada en 14 provincias y la empresa argumenta que en esas jurisdicciones, "la competencia logró mejorar la performance de todo el sector a partir de una mejor calidad de prestación de un servicio esencial como la entrega de medicamentos, con trazabilidad controlada, y brindando empleo formal con capacitación permanente a profesionales farmacéuticos".