El proyecto de ley de reforma previsional propuesto por el Gobierno recibió dictamen favorable en un plenario de comisiones del Senado, en el que el Ejecutivo aceptó una propuesta alternativa formulada por el PJ para recalcular la actualización de los haberes jubilatorios.

En plena reunión de comisión, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Trabajo, Jorge Triaca, accedieron a una propuesta del jefe de los senadores del PJ, Miguel Pichetto, para modificar en el texto original la fórmula de actualización de las jubilaciones.

El peronismo planteó que el cálculo se haga en base a una combinación de "un 70 por ciento del índice inflacionario y un 30 por ciento de la variación de salarios", en lugar de tener en cuenta sólo inflación y el crecimiento del PBI, como establecía el texto original de Poder Ejecutivo.

Luego de una breve deliberación entre los ministros en el salón Azul del Senado, Triaca aceptó la modificación al señalar que "va en línea" con los objetivos que se plantea el Gobierno de "encontrar la mejor solución posible".

Con este cambio incluido por el peronismo, el proyecto de reforma previsional recibió dictamen favorable en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Trabajo, al que asistió una decena de gobernadores, y quedó en condiciones de tener media sanción del Senado el jueves próximo para luego ser girado a la Cámara de Diputados.

Triaca expresó que el mandato que tiene el gobierno nacional es el de mantener "un sistema con características claras y al mismo tiempo prever sustentabilidad del sistema" para darle a los jubilados "la posibilidad de sostener su poder adquisitivo".

Al explicar su propuesta de cambio, en representación del peronismo, Pichetto consideró que tal como estaba planteado el cálculo de la actualización jubilatoria la mejora para los jubilados sería "insignificante".

Al mismo tiempo, elogió el punto del proyecto de reforma en el que se otorga la posibilidad de extender la edad jubilatoria los 70 años en forma optativa.

Desde el Vaticano, dos de los jefes de la CGT, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, y el secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Edgardo Castro, rechazaron hoy la propuesta para el sistema previsional, pero no se expidieron sobre las modificaciones propuestas.

Daer insistió en que "no fue discutido" con la CGT el tema de la reforma en las jubilaciones y que es un tema que "fue excluido de las negociaciones" con la central obrera.

En una línea similar, el secretario general de la CTEP planteó ante Télam que "la posición del gobierno en relación a la reforma previsional, sacándole plata a los jubilados, va a generar un nuevo paso en la unidad para defender esos intereses".

El proyecto de ley aprobado en comisión y que será discutido la semana próxima en el recinto propone también el establecimiento de una garantía adicional para los haberes de jubilación equivalente al 82% del Salario Mínimo Vital y Móvil para aquellas personas que hubieran cumplido los 30 años de servicio con aportes efectivos.

Los ministros Frigerio, Dujovne y Triaca expusieron esta tarde en un plenario de las comisiones en el que respondieron preguntas de los senadores de los distintos bloques sobre la reforma previsional y el acuerdo fiscal suscripto con 23 provincias.