El presidente Mauricio Macri instó hoy en Entre Ríos a "renovar el compromiso" con "el cambio necesario para reconstruir desde la verdad la Argentina que soñamos", al recordar que el domingo próximo se cumplirá el segundo aniversario del inicio de su gestión, a la vez que resaltó que "hay que dejar de endeudar el país".

"Ahora que estamos terminando el año tenemos que renovar el compromiso todos los argentinos a trabajar en conjunto, diciéndonos la verdad, poniendo el Estado al servicio de la gente y no de la política, porque ese es el camino para reconstruir la Argentina que soñamos", señaló el mandatario.

"Este domingo se van a cumplir dos años desde que decidimos emprender este cambio en la Argentina. Dos años que dijimos que la resignación no es una alternativa y que juntos vamos a construir el país que soñamos y donde todos tenemos que comprometernos", manifestó.

Macri hizo estas declaraciones en la ciudad entrerriana de San Benito, a 120 kilómetros de Paraná, donde recorrió obras de viviendas acompañado por el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y por el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, entre otros.

En otro orden, opinó que "hay que dejar de endeudar el país" porque "es confiscar el futuro de nuestros hijos" y garantizó que las reformas que impulsa su gobierno "son fundamentales para darle previsibilidad" a Argentina.

Luego, en declaraciones a la prensa local, Macri dijo que su gestión busca "un gasto responsable. No podemos seguir endeudando la Argentina que es confiscar el futuro de nuestros hijos y nietos".

"Tenemos que tener un Estado que funcione al servicio de la gente y acá hay muchos lugares en los que se ha usado el Estado para acomodar a los parientes y a los amigos de la política y eso no funciona", aseguró.

Luego, explicó que con los cambios que promueve y que debate el Congreso "vamos a ir bajando el déficit fiscal y hacernos cargos de enderezar el desorden que se generó en los últimos 15 años".

"Estamos comprometidos como parte de la reforma a bajar los impuestos porque afectan la capacidad de crecimiento de la Argentina. Son tan distorsivos que impiden las inversiones y el crecimiento", lamentó.

En un escenario natural de baldíos, calles de tierra y casas de barrio, Macri mantuvo un mano a mano con medios entrerrianos tras recorrer las obras del plan Habitat que se desarrollará en 35 manzanas de la localidad que tiene 20 mil habitantes.

En ese marco, señaló que los trabajos en San Benito son parte de las 500 obras que se llevan adelante en todo el país con fondos obtenidos de "los impuestos que pagan los argentinos".

"Estas obras son parte del plan de infraestructura más grande de la historia", aseguró al destacar que generarán "más oportunidades de trabajo".

Anunció además que "se pondrán en valor las hidrovías para que el trabajo entrerriano vaya al mundo" en referencia a las de los ríos Paraná y Uruguay, que rodean a la provincia.

"También en noviembre fuimos récord en pavimentos", indicó antes de insistir en que todas las obras se hacen desde "la verdad, y son sinónimo de futuro, nunca más de corrupción, porque se hacen con transparencia y con competencia".

"Cuando las obras terminan se generan más oportunidades, por eso se genera un proceso virtuoso", remarcó el mandatario.

Macri llegó a la intersección de las calles Basavilbaso y Marizza, donde se emplaza la obra, donde fue recibido, bajo una temperatura agobiante, con aplausos y gritos de bienvenida, que se hicieron extensivos a la comitiva, integrada también por el senador nacional por Entre Ríos, Alfredo De Angeli, el gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, y el intendente Exequiel Donda.

Escoltado por obreros de la construcción, con sus característicos cascos amarillos, y sobre un pavimento recién hecho, Macri habló sobre el impacto de las obras en la calidad de vida de los vecinos: "No es lo mismo salir de casa al pavimento", dijo.

"Todas las obras se hacen desde la verdad, y son sinónimo de futuro, nunca más de corrupción, porque se hacen con transparencia y con competencia. Cuando las obras terminan se generan más oportunidades, por eso se genera un proceso virtuoso", destacó.

Para cerrar su actividad en Entre Ríos, en su octava visita a la provincia, Macri se trasladó a dos pequeñas localidades vecinas: Tezanos Pintos y Villa Fontana donde sorpresivamente visitó una escuela y una despensa, y dialogó con vecinos.