El gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, calificó como "buena" la relación con el gobierno nacional aunque aseguró que su partido mantiene un proyecto de orden provincial por lo que descartó la incorporación a Cambiemos.

"Más allá de las diferencias que siempre hay, más allá de puntos de vista diferentes en ciertas cuestiones, la relación (con el gobierno nacional) es de diálogo y mutuo respeto", manifestó Weretilneck.

"No evaluamos un acercamiento a Cambiemos. El proyecto de Juntos Somos Río Negro (JSRN) es provincial y seguiremos trabajando con esa misión, gobernar en función de los intereses de la provincia", añadió.

En declaraciones al diario Ambito Financiero, el gobernador rionegrino se refirió además al Pacto Fiscal que dispone un nuevo régimen de Responsabilidad para la Nación y las Provincias.

"Por un lado nos compromete a todos en ciertas medidas de carácter fiscal, como el congelamiento de la planta de personal de la administración pública para ser más eficientes", señaló.

"También hay un compromiso de reducción de ingresos brutos y sellos, que en mi provincia nos toma bien parados. El impacto es neutro, ya que muchos de esos impuestos nosotros ya lo habiamos bajado", agregó.

El gobernador aseguró que el apoyo al Pacto Fiscal fue brindado por su provincia en virtud del impacto que hubiese tenido eliminar el techo del Fondo del Conurbano que significaría una pérdida de recursos estimada en 1900 millones de pesos.

En otro orden, en relación al proyecto de instalar una central nuclear en la provincia, Weretilneck consideró un error no haber preparado a la comunidad con más información y profundidad en los debates sobre el tema.

"No nos dimos tiempo para explicar la ausencia de riesgos y en lo personal no supe transmitir que el proyecto era importante, con una inversión grande y trabajo para los rionegrinos. Lamentablemente terminó mal", expresó.