El juez federal Sergio Torres decidió hoy concederle la excarcelación al excanciller Héctor Timerman por "razones humanitarias y extraordinarias", para permitirle viajar a Estados Unidos y someterse allí a un tratamiento médico contra el cáncer.

El magistrado, quien subroga a su par Claudio Bonadio, tomó la decisión luego del planteo presentado por la abogada Graciana Peñafort, informaron fuentes judiciales.

De esta manera, el ex jefe de la diplomacia argentina, quien estaba procesado con prisión preventiva de manera domiciliaria en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, reclamará al Departamento de Estado norteamericano que revea su decisión de revocarle la visa.

"Se advierte que la circunstancia aludida por la defensa obliga entender el caso como uno de extrema excepcionalidad, vislumbrándose que razones humanitarias, vinculadas a su grave estado de salud, deben ser priorizadas por ante los riesgos procesales", señaló el juez en su fallo.

Torres recordó que la Cámara Federal, al confirmar la prisión preventiva de Timerman, había advertido que la misma "debía ser analizada de modo continuo y flexible" a raíz de su delicada situación de salud.

Tras ser notificada del fallo, Peñafort comunicó la decisión a Timerman en su domicilio y luego tenía previsto pedir de inmediato la revisión del otorgamiento de la visa a la Embajada de Estados Unidos, tal cual informó a NA en los Tribunales de Comodoro Py.

"Disculpen que no escribo pero me aumentaron los calmantes por los dolores que me produce el cáncer y me cuesta concentrarme.

Estoy muy conmovido por los miles de mansajes de apoyo que me han hecho llegar los compañeros. Un gran abrazo a tod@s", señaló Timerman a través de su cuenta en la red social Twitter.

La decisión del Juzgado fue ante el pedido de la abogada luego de que este martes por la noche, cuando estaba a punto de abordar un vuelo, Timerman fue informado de que no tenía autorización de ingreso a Estados Unidos, ya que le habían revocado la visa.

El exministro de Relaciones Exteriores y Culto fue notificado de la decisión del Departamento de Estado cuando estaba realizando el check in para abordar el servicio AA954 de la empresa American Airlines en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza Ministro Pistarini.

Timerman tenía previsto viajar a Nueva York, ciudad de la que había sido cónsul general antes de ocupar la Embajada de Estados Unidos, por un tratamiento médico, pero ante la negativa de ese país no pudo subirse al vuelo que iba a aterrizar en el Aeropuerto John F. Kennedy.

El ex funcionario nacional había sido autorizado previamente por Torres, subrogante en el Juzgado, para viajar a Estados Unidos y someterse a un tratamiento médico contra el cáncer hepático: antes del receso de verano, Bonadio le había negado la excarcelación por entender que su situación de salud no era "un impedimento para que pueda cumplir la prisión domiciliaria dispuesta".

El ex canciller, que fue procesado junto con la ex presidenta Cristina Kirchner y el ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia Carlos Zannini, como coautor del delito de "encubrimiento agravado", recibe un tratamiento que combina sesiones en Buenos Aires y otras en Nueva York.

Kirchnerismo contra Bonadio. En este marco, dirigentes del Frente para la Victoria arremetieron contra el juez federal Claudio Bonadio por el procesamiento y la prisión preventiva que le dictó al excanciller y que le valieron la revocación de la visa.

"Timerman no puede ingresar a Estados Unidos porque le revocaron la visa por la prisión preventiva que dictó Bonadio y confirmó la Cámara. Sin prisión preventiva, Timerman puede seguir su tratamiento médico en Estados Unidos. Bonadio y compañía son los responsables", sostuvo el jefe del bloque kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi, a través de su cuenta de Twitter.

En el mismo sentido se expresó su par Andrés "Cuervo" Larroque, quien sostuvo que "si no fuera un preso político de este Gobierno, privado ilegalmente de su libertad", Timerman "podría continuar su tratamiento de salud".

Por su parte, el también legislador del Frente para la Victoria Leopoldo Moreau apuntó contra el magistrado y los integrantes de la Cámara: "Inventaron una causa penal, no sólo cometieron prevaricato. No podían desconocer cómo iba a reaccionar Estados Unidos. Timerman es víctima de tormentos. Un día deberán responder ante la Justicia".

"Negarle la visa a Timerman para ingresar a Estados Unidos para tratarse un problema de salud grave equivale a un asesinato premeditado. Ante esto, la inacción cómplice del Gobierno argentino es una demostración de odio inexplicable. Todo está grabado en la memoria", planteó el exministro de Salud Daniel Gollán.

Otro de los que se expresó respecto de la decisión del Departamento de Estado norteamericano fue el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Berman, quien expresó su solidaridad con el exjefe de la diplomacia argentina.

"Desconozco los motivos de la administración de Estados Unidos para negarle la visa a Timerman. Necesitamos que Héctor reciba el tratamiento que necesita. Lamentamos este episodio y esperamos que pueda tratarse y sanar", manifestó en diálogo con Radio 10.