La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció hoy el cierre de tres casinos y un bingo y anticipó que "gradualmente” van a ir “restringiendo la oferta de juego legal y combatiendo el ilegal".

Además, la mandataria provincial anunció que tras 23 años de adjudicaciones directas se dispuso un llamado a licitación para al manejo de 3.860 máquinas tragamonedas en busca de "transparentar" el negocio del juego.

"El juego es un problema en la Provincia desde hace años, que creció de manera persistente durante mucho tiempo. Muchos dirigentes políticos lo sabían, pero pese a eso no pudieron o no quisieron frenar su crecimiento", dijo la gobernadora.

Agregó que "desde diciembre de 2015 empezó una nueva etapa en este tema, como en tantos otros: frenamos el crecimiento del juego, gradualmente vamos a ir restringiendo la oferta de juego legal y seguiremos combatiendo el ilegal".

Acompañada por el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo; y por el titular del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Matías Lanusse; la gobernadora explicó que el objetivo de hacer una licitación pública de las máquinas tragamonedas obedece a que se busca que "todo sea legal y transparente".

La gobernadora resaltó que "con todo esto empezamos un camino para ir restringiendo la oferta de juego legal en la Provincia" y apuntó que "desde diciembre de 2015 no abrió una sola agencia de recaudación más ni instaló una sola máquina tragamonedas más; el juego dejó de crecer".

"Todas estas medidas para combatir el juego ilegal y restringir el juego legal tienen que ver con que creemos que el juego no es algo bueno para los bonaerenses", dijo Vidal.

Al hablar sobre la ludopatía, consideró que "este gobierno tiene que estar del lado de los que sufren esta adicción y no del lado de los que promueven la adicción".

El Gobierno bonaerense autorizó este miércoles el llamado a licitación pública para la contratación de un servicio integral para los casinos Central de Mar del Plata, Anexo III de Mar del Plata (Hotel Hermitage), de Miramar, de Monte Hermoso, de Pinamar, de Tigre y de Tandil, por un período de 20 años contados a partir de la fecha de suscripción del contrato, con posibilidad de prórroga de un año adicional.

Con una norma publicada hoy en el Boletín Oficial bonaerense (el decreto 2017-944-E-GDEBA-GPBA), el gobierno provincial detalló el Pliego de Bases y Condiciones Particulares y Especificaciones Técnicas tendientes a la provisión y mantenimiento de máquinas electrónicas de juegos de azar automatizadas.

También, dispuso su control on-line, la remodelación, construcción y/o cesión, y la puesta en valor de las distintas salas de juego y una variedad de servicios complementarios y anexos a la actividad lúdica en los casinos.

En ese marco, el Gobierno bonaerense autorizó el llamado a licitación pública para la contratación de un servicio integral de máquinas tragamonedas en los dos casinos de Mar del Plata y los de Miramar, Monte Hermoso, Pinamar, Tigre y Tandil, por un lapso de 20 años.

La licitación para la administración y control de las tragamonedas, que durante más de veinte años se adjudicó en forma directa, abarcará a las 3.860 máquinas habilitadas en los casinos Central de Mar del Plata, Anexo III de Mar del Plata (Hotel Hermitage) y el resto de las salas de juego de la provincia.

Vidal decidió dar de baja los casinos de Mar de Ajó, Valeria del Mar y Necochea, y el bingo de Temperley (cuya concesión a manos de Codere venció a fines de 2017), para reducir el acceso al juego.