El ex ministro del Interior, Florencio Randazzo, declarará mañana como testigo en la reanudación del juicio contra su ex colega de Planificación Federal Julio De Vido, por su presunta responsabilidad en la tragedia ferroviaria de Once del 22 de febrero de 2012.

El Tribunal Oral Federal 4 -integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Ana María D’Alessio- citó para mañana a otros dos testigos aparte de Randazzo.

El juicio se reanudará mañana a las 9.30 en la sala AMIA del edificio de tribunales ubicado en la Avenida Comodoro Py al 2000, en el barrio porteño de Retiro.

Randazzo fue citado como testigo, ya que fue el funcionario que llevó adelante las reformas al tren Sarmiento luego del choque en la estación de Once, en el que murieron 52 personas y más de 700 resultaron heridas.

En el juicio oral están siendo juzgados De Vido y el ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN) Jorge Gustavo Simeonoff.

A los dos funcionarios se los acusa por defraudación a la administración pública y por el descarrilamiento de un tren, agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas.

De Vido sigue preso en la cárcel de Ezeiza, encarcelado en el marco de dos causas por supuesta corrupción durante su gestión en el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo.

Por la tragedia ya hubo un primer juicio oral en el que se condenó a ex funcionarios como Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, al empresario Claudio Cirigliano y al maquinista del tren Marcos Córdoba, y la Cámara Federal de Casación resolverá en las próximas semanas si confirma o modifica esas sentencias.