El intendente de Ensenada, Mario Secco (FPV), dijo hoy que todo lo que se le imputa en el marco de la causa por los delitos de "coacción agravada, intimidación pública y entorpecimiento de la labor legislativa" por haber irrumpido en el recinto de la Cámara de Diputados provincial, el 14 de diciembre último, "no se condice con la realidad".

Secco fue indagado hoy por la fiscal penal de La Plata Ana Medina, ante quien entregó un escrito en el que negó que en algún momento se haya resistido a la autoridad cuando se produjeron los incidentes, si bien no está imputado por ese delito.

"Yo estoy tranquilo, porque no cometí un delito", dijo el jefe comunal en diálogo con Télam, tras lo cual resaltó que ante la funcionaria judicial aportó videos del exterior de la cámara legislativa el día de los hechos, en el momento en que era saludado por los manifestantes

"Presenté un escrito, el procedimiento que corresponde. A vos te puede gustar o no, la forma o los modales, mi presencia o cómo me presenté en el recinto para denunciar lo que estaba ocurriendo, pero yo lo hice para denunciar la balacera que hubo en la Plaza San Martín e ingresé al recinto invitado por los diputados", sostuvo.

Y agregó que "en ningún momento hubo resistencia a la autoridad".

"Pasé por delante de Gendarmería y nadie me paró, es más los propios diputados me llevaron al recinto en cuarto intermedio. No se entorpeció la labor legislativa", según la versión que dio ante la Justicia.

Al respecto, consideró que "se puede ver en las imágenes de ingreso que los legisladores no estaban sentados", por lo que opinó que el delito que se le imputa de coacción agravada "no se condice con la realidad".

La causa contra Secco (quien es representado por el abogado Javier Percow) estaba a cargo de los fiscales penales de La Plata Juan Cruz Condomí y Marcelo Romero, pero pasó a manos de la fiscal Ana Medina, quién, previo a la citación, analizó el material documental, en especial las videofilmaciones que registraron el ingreso de Secco al recinto el día de los incidentes en la Legislatura bonaerense.

La causa se inició el 14 de diciembre último, cuando Secco ingresó en plena sesión de la Cámara de Diputados bonaerense, subió al estrado de la Presidencia y arrojó sobre la mesa del presidente cartuchos de gases lacrimógenos que la Policía habría utilizado minutos antes para dispersar a manifestantes que se oponían al tratamiento de un paquete de leyes enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Entre las leyes votadas esa jornada se destacaba el fin de las jubilaciones de privilegio para funcionarios públicos y las reformas al régimen jubilatorio del Banco Provincia.

Secco fue identificado a partir de videos que registraron el momento en el que entró al recinto a los gritos, junto a un grupo de unas 20 personas, que ahora la Justicia también trata de identificar.