En la jornada de la multitudinaria marcha encabezada por Hugo Moyano y diversos gremios contra el gobierno, el presidente Mauricio Macri afirmó hoy que el "trabajo" y el "diálogo" son el camino de una Argentina "sin aprietes, extorsiones y sin comportamientos mafiosos".

Macri se expresó de este modo durante una recorrida que realizó junto al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, por las obras de ampliación del sistema de provisión de agua potable de Concordia.

"El trabajo es la herramienta para fortalecer el país, la clase media, por eso debemos seguir por este camino, donde construimos soluciones, sin aprietes, sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos, sin buscar privilegios y todos sentados en una mesa y ver que podemos aportar", subrayó el jefe de Estado.

El Presidente habló antes de la marcha convocada por el gremio de Camioneros en contra de las políticas económicas que se realizó en las primeras horas de la tarde en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano.

Tras regresar a Buenos Aires, Macri pasó el resto de la jornada en la Quinta de Olivos.

Durante la recorrida por Entre Ríos, el mandatario insistió en que "es importante fortalecer la herramienta del diálogo y sentarse alrededor de una mesa, y ver cada uno que puede aportar".

Seguidamente, aseguró que "esta es una Argentina que está creciendo después de tantos años de abandono", y resaltó que "lo que se hace para siempre no se hace de un día para otro, sino se hace trabajando un día tras otro".

"Este año vamos a crecer mejor que en 2017 y vamos a volver bajar la inflación", destacó Macri, al tiempo que celebró que en el mes de enero hubo "récord de venta de autos usados, motos y cemento".

Como es habitual en sus recorridas por el interior del país, antes de este acto el Presidente se dirigió a la casa una familia de esta provincia para mantener un encuentro personal.

En este caso fue con Anni Reeschuch, dueña de "Suessigkeiten", un emprendimiento dedicado a la elaboración artesanal de mermeladas, productos en almíbar y panificados.

De acuerdo con lo que informó el Gobierno, la mujer de 43 años le había enviado un mensaje por Facebook a Macri, invitándolo a visitarla en su casa, donde, entre otras cosas, produce 130 frascos por día de mermelada, y a conocer a su padre, Carlos, un inmigrante alemán de 97 años.

También recorrió una planta productora de cítricos, llamada EcaSA, en la localidad de Concordia y almorzó con un grupo de productores arroceros y de otras actividades agropecuarias, en el molino La Loma, ubicado en Los Charrúas.