En medio del paro nacional convocado por CTERA, el presidente Mauricio Macri inauguró hoy el ciclo lectivo desde Corrientes y volvió a advertir sobre los "graves problemas" de la calidad educativa.

En la Escuela Primaria 984, ubicada en la ciudad de Bella Vista, Macri advirtió que hay "un enorme desafío" en mejorar la educación pública y ratificó su reclamo para que se den a conocer los resultados por escuela de las evaluaciones a estudiantes.

"Estamos con problemas graves porque la calidad (de la educación) no es la que todos soñábamos y necesitamos. Y si esa calidad no es la que necesitamos, los chicos no van a tener las herramientas para enfrentar las demandas y los desafíos del trabajo del siglo XXI, donde todos queremos que ellos tengan inserción, que también puedan ser protagonistas", afirmó el mandatario, en un discurso en el que evitó hacer mención al reclamo salarial de los docentes.

En tono conciliador, el Presidente dijo que "nada sería posible sin los docentes, si no pusiesen el amor que ponen, la generosidad, la cercanía y el cuidado" hacia los alumnos, "soñando siempre con lo mismo: que cada uno de los chicos desarrollen todo su potencial para que encuentran todas sus capacidades y el día de mañana puedan elegir libremente".

"La solución no es, como ha sido durante muchos años, esconder esos resultados, no le tenemos que tener miedo a la verdad. Si enfrentamos el problema y lo ponemos sobre la mesa lo vamos a tener que ir resolviendo. A lo que sí le tenemos que tener miedo es a la mentira, el ocultamiento. Porque eso pone en riesgo lo que estaba sucediendo, que es que muchos chicos no terminen el colegio", insistió.

Junto al gobernador Gustavo Valdés y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, el Presidente consideró que "los padres no podemos desentendernos del tema de la calidad (educativa), no podemos dejar a los maestros solos" y agregó: "Creo en nuestros docentes, de lo que somos capaces de hacer los argentinos y los invito a seguir trabajando juntos, encarando los desafíos que tenemos por delante".

Por su parte, el gobernador correntino destacó que "por noveno año consecutivo" comenzaron las clases en su provincia en la fecha establecida, tras destacar el "sacrificio" de la comunidad educativa en pos de la inclusión.

Asimismo, en medio de elogios, agradeció a los gremios docentes y familias, y -dirigiéndose al Presidente- remarcó: "Nosotros vemos que usted cree en nosotros, creemos que podemos salir adelante, y juntos tenemos que construir el país que todos queremos".

Antes de encabezar el acto en la escuela, Macri visitó el avance de construcción de un complejo de viviendas y recorrió las obras de un nuevo sistema pluvial que lleva adelante el Gobierno nacional en esta ciudad para beneficio de 35 mil vecinos.

Allí señaló que en la provincia "durante muchos años han sufrido inundaciones y que les habían prometido una y otra vez y ahora esas obras son una realidad y se van a terminar para mitad de año".

"Ya nunca más ver que va a llover será una pesadilla sino que tal vez sea una bendición" para los emprendimientos productivos, sin que el exceso de agua afecte los cascos urbanos.