Los gremios de docentes porteños volvieron a rechazar hoy una nueva oferta de aumento salarial del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta porque sólo mejoraba la anterior en 144 pesos.

La gestión de Rodríguez Larreta ofreció en una nueva reunión el mismo 12 por ciento de incremento salarial en dos cuotas (8% en marzo y 4% en agosto) más un alza sobre el Fondo de Incentivo Docente.

Puntualmente, la Ciudad quiere aplicar el mismo incremento del 12 por ciento en dos cuotas al Fondo Nacional de Incentivo Docente pero los docentes lo rechazan porque consideran una mejora magra y porque el dinero para ello lo debe poner la Nación.

Guillermo Parodi, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), dijo al salir del encuentro que la oferta fue "prácticamente la misma" que en la reunión anterior, por lo que resultó rechazada.

"La diferencia entre la reunión pasada y esta son $144. Que tengan en cuanta el esfuerzo que hacen los docentes y que el Gobierno de Rodríguez Larreta haga el mismo esfuerzo para pagarles", expresó Parodi.

El dirigente sindical dijo que el espíritu de los docentes es "dialogar con los chicos en las aulas" por lo que se va a discutir en asambleas de base no realizar más paros y advirtió que este conflicto explotó porque el Gobierno nacional derogó la paritaria nacional que fijaba el salario básico.

"La oferta está muy lejos de lo que nosotros estamos reclamando y muy lejos de cualquier pauta inflacionaria para 2018: el propio Banco Central hizo un estimado de un promedio de inflación del 19,3 por ciento de inflación para este año", dijo Parodi.

Los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires piden un incremento salarial del 24 por ciento y que se establezca la denominada cláusula gatillo por si la inflación supera ese porcentaje.

"No quieren clausula gatillo y nos quieren dar 12 por ciento. Están buscando que los salarios de los docentes queden por debajo de la inflación y que los trabajadores pierdan poder adquisitivo. Por eso hemos rechazado esta oferta", dijo Parodi a la prensa.

Ante la imposibilidad de un entendimiento, el Gobierno porteño y los gremios decidieron pasar a un cuarto intermedio sin nueva fecha prevista para la reunión, para la que los trabajadores pidieron una "nueva oferta que se ajuste a la realidad".

Parodi consideró que la Ciudad "es el Estado más rico del país" y sin embargo es la que más baja oferta está presentando a sus docentes a lo largo y a lo ancho de la Argentina, donde algunas provincias ya cerraron acuerdos en torno al 20 por ciento.