Ante empresarios, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reconoció hoy que "en el ámbito de la economía hay dificultades", pero aseguró que "la Argentina está bien" y que durante la gestión de Cambiemos "se están rompiendo los bolsones del clientelismo y, al mismo tiempo, se cuida a los sectores más vulnerables".

"Vivimos enamorados de las crisis, pero eso no va a pasar", cuestionó el funcionario nacional, al participar de una charla en el Rotary Club, que reúne a líderes de grandes compañías de todo el país.

En este sentido, Peña destacó que "respetan a los que piensan que vamos lento", aunque sostuvo que el Gobierno no cree "que sea posible ni deseable una velocidad mayor" y reclamó que "se les ponga nombres a las propuestas" alternativas.