El presidente Mauricio Macri sostuvo hoy que la baja de la tasa de pobreza es "una noticia que da esperanzas para el futuro" y ratificó que reducirla es su "principal preocupación y prioridad".

Macri hizo una declaración en la Residencia de Olivos luego de que el Indec anunciara un descenso en la tasa que mide el porcentaje de habitantes que no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas.

Según el organismo oficial, el índice de pobreza fue del 25,7% al cierre del segundo semestre de 2017, con una caída de 4,6 puntos porcentuales respecto al 30,3% de igual período de 2016.

"Los argentinos comenzamos hace dos años un camino difícil para salir adelante que comenzó con decirnos la verdad. Hoy tenemos datos positivos, pero también sabemos que hay mucho por resolver", señaló Macri al encabezar un acto.

Macri estuvo acompañado por los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Educación, Augusto Finocchiaro; de Desarrollo Social, Carolina Stanley; y del titular de la Anses, Emilio Basavilvaso, estos últimos dos funcionarios a cargo de responder preguntas de la prensa al término del mensaje presidencial.

El mandatario señaló que en la tarea de continuar con la reducción de estos índices "los planes sociales son necesarios, pero no suficientes para proyectar un futuro mejor y consideró que la pobreza es una "problemática compleja que necesita un abordaje multidimensional"

"Aunque la Argentina crezca, si no trabajamos juntos no se va a reducir la brecha entre los que mas tienen y los que menos tienen", fue otra sus definiciones, tras las nuevas estadísticas, que reflejaron también una baja porcentual en la indigencia, que se redujo de manera "significativa" al pasar del 6,2 al 4,8 por ciento.

Además aseguró que toda su administración está comprometida a "no buscar soluciones mágicas ni tomar atajos", y que "todavía falta porque hay argentinos con necesidades y con sueños y aspiraciones por concretar".

"Desde que tenemos estadísticas confiables, hay 2.700.000 de personas que lograron salir de la pobreza. Y cerca de 610 mil que dejaron de vivir en la indigencia. Y a esto se suman otras noticias también alentadoras como el crecimiento del empleo registrado, la actividad económica, la industria, la construcción de la mano de los créditos hipotecarios y la obra pública", añadió

También destacó que el país transita "el séptimo trimestre consecutivo de crecimiento" con una "inflación que está bajando", al igual que "el desempleo", aunque aclaró que "ningún dato económico positivo tiene sentido si detrás de esa cifra no se refleja una vida mejor para los argentinos".

Según Macri, la "pobreza no se combate solamente con transferencia de ingresos", y aseguró que en ese "abordaje multidimensional" uno de los "pilares fundamentales para construir ese futuro es la educación", además de ponderar la política estatal sobre primera infancia, la evaluación del sistema educativo y los incentivos educativos del plan Progresar que impulsa a los "jóvenes a terminar sus estudios".

"Los convoco a seguir trabajando juntos y que estos nuevos datos nos sirvan para confirmar que el camino que emprendimos juntos tiene una meta única y clara: reducir la pobreza. Para eso, los necesitamos a todos, porque sabemos sin dudas que juntos somos capaces de hacer cosas maravillosas como las estamos haciendo", concluyó.

Luego del cierre del mensaje, Stanley y Basavilbaso respondieron preguntas de la prensa acerca de los nuevos datos del Indec, pero también sobre la reforma estructural que el Gobierno está impulsando en ese organismo y que derivará en un anteproyecto de ley.

Ante una pregunta de Télam, la ministra reconoció que el Gobierno estudia la posibilidad de reformar el método con el que se mide la pobreza, incorporando una "medición multidimensional" y no solamente midiendo "los ingresos", al tiempo que aseguró que se garantizará la "libertad y autonomía" de ese organismo.

Al respecto, la ministra precisó que “el camino de la reforma se trabajará, como hasta ahora, siguiendo con la libertad y autonomía del Indec”, y destacó que el organismo “fue recuperado después de años de no medir la pobreza”.

Estas cifras “nos alientan a pensar que vamos en el camino correcto y que estamos en la dirección adecuada”, sostuvo Stanley.

“De esta manera, trabajando juntos como equipo, y con la gente, vamos a poder hacer que cada vez más familias salgan definitivamente de esta situación”, indicó la funcionaria.

Por su parte, el titular de la Anses consideró que las nuevas cifras "dan más fuerza y más impulso para seguir, porque es un tema que es una prioridad" para el Gobierno y ratificó el "esfuerzo" para continuar "en ese sendero".