El presidente Mauricio Macri volvió a cuestionar a los jueces que beneficiaron al empresario Cristóbal López y señaló que no fue la excarcelación sino "el cambio de caratula" de la causa lo que "enloqueció a todos" en el Gobierno.

"Nos indigna cuando vienen a decirnos que alguien que se quedó con lo nuestro no cometió delito. Porque lo peor no es si (López) está libre o preso, porque eso es opinable. Lo peor es que cambió la carátula ¡Eso es lo que nos enloqueció a todos!", sostuvo Macri en declaraciones a LT2 de Rosario respecto al fallo de los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah, cuya actuación está siendo investigada ahora por el Consejo de la Magistratura.

Al respecto, el jefe de Estado insistió en que las maniobras desplegadas por López y su socio Fabián de Sousa a través de Oil Combustibles "no son un caso de evasión", ya que "evadir es cuando no pagas tus impuestos", pero remarcó que "esta gente se quedó con impuestos que no les correspondían para comprar cosas que encima administraron mal, por lo que sólo tienen pérdidas".

"El daño ya se hizo. Ahora hay que entender si este daño nos ayuda a crecer. Y eso es lo que yo siento, porque la reacción (tras el fallo) no fue la habitual. Porque acá claramente estos dos jueces se animaron a hacer lo que hicieron pensando que no iba a haber reacción", apuntó desde su lugar de descanso en Chapadmalal.

Y agregó: "El mensaje de impunidad ya está hecho. Pero los argentinos no estamos más al servicio de jueces, empresarios ni políticos acordados con políticos. Hemos aprendido de nuestros errores y ahora debemos tomar el camino correcto que es el de cumplir y que la ley sea más exigente para los que más tienen".

Esta semana, el Consejo de la Magistratura puso en marcha la investigación solicitada por la Corte Suprema de Justicia en torno a la integración del tribunal que liberó a Cristóbal López, mientras que la diputada Elisa Carrió amplió su denuncia por supuestas coimas detrás de ese fallo y advirtió sobre un presunto nexo entre el empresario y uno de los camaristas acusados.

La lupa está puesta en la designación de Farah como tercer integrante: el fallo de la Sala I había sido dividido, ya que Leopoldo Bruglia se opuso, mientras que Ballestero se pronunció a favor de la liberación, lo que obligó a recurrir a un tercer magistrado para desempatar, Farah, integrante de la Sala II, quien resolvió en favor de la libertad de los empresarios.

La sala tiene sólo dos miembros estables desde la destitución de Eduardo Freiler y Ballestero aseguró que no fue necesario realizar un nuevo sorteo para designar al tercer juez para desempatar, ya que Farah había sido designado desde el 15 de diciembre en una causa conexa.

Oil Combustibles se presentó en 2016 en concurso de acreedores y ante la AFIP tiene una deuda de 8 mil millones de pesos por impuestos al expendio de combustibles, aunque con intereses y punitorios, la deuda trepa actualmente a los 17 mil millones de pesos.