Empleados administrativos, docentes, judiciales y trabajadores del área de la salud en la provincia de Buenos Aires marchan en La Plata hasta la Casa de Gobierno, en medio de una jornada de paro “en rechazo al ajuste y al 15% de aumento salarial” ofrecido por el gobierno de María Eugenia Vidal, que ya fue aceptado por otros gremios estatales, pero rechazado por los sindicatos docentes, entre otros.

Participan de la marcha los estatales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); los médicos de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop); la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y los maestros del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba), la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop).

Bajo la consigna “trabajadores unidos contra el ajuste”, las centrales obreras reclamaron “paritarias sin techo”, rechazaron el 15% de aumento salarial en cuotas, manifestaron la necesidad de “defender el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) y del Instituto de Previsión Social (IPS)”, y exigieron “mayor presupuesto en salud, educación, justicia y niñez”.

Durante la protesta, el titular de Suteba, Roberto Baradel, planteó en declaraciones a Télam que “la masividad de esta marcha responde a que hay un rechazo fuerte a la oferta a la baja que la gobernadora formuló”.

“Había dudas en cuanto al paro, pero cuando la gobernadora ayer habló, para muchos docentes se terminaron las dudas ya que le mintió a la sociedad”, subrayó.

Cuestionó el descuento que se realizará en los sueldos de los maestros que adhieran al paro de hoy y agregó “nos tienen que volver a convocar y garantizar que el salario no pierda poder adquisitivo”.

En tanto, la secretaria general de la FEB, Mirta Petrocini, dijo que “hoy se demuestra el rechazo absoluto al 15% y el rechazo generalizado a las decisiones que están tomando sobre el sistema educativo”.

“Esperamos que nos vuelvan a convocar. Estamos siempre dispuestos al diálogo. Tenemos la esperanza y el deseo de que la gobernadora nos convoque y nos escuche ella”, señaló y añadió que “hicieron seis propuestas iguales, pero modificaron componentes”.

En esa línea, el titular de Udocba, Miguel Díaz, aseguró que piden aumento del “20% con cláusula gatillo, pero el Gobierno se niega porque quiere rebajar el salario” y agregó que pretenden “una propuesta racional”.

En tanto el secretario general de ATE Ensenada, Franciso Banegas, destacó “el grado de unidad que se logró entre todos los gremios provinciales que tiene como objetivo elevar la oferta salarial”.

El Frente de Unidad Docente (FUD) rechazó ayer una nueva propuesta salarial del gobierno bonaerense (del 15 por ciento de aumento, más 3.000 pesos anuales por capacitación y otros los 6.000 por presentismo, a los que sumó un adicional anual de 2.520 pesos por material didáctico).

De acuerdo a los gremios, la medida de fuerza hoy tuvo un acatamiento del 95% mientras que para el Gobierno bonaerense no supera el 40%.

En paralelo, ayer el gobierno cerró paritarias con la mayoría de los trabajadores alcanzados por la ley 10.430 y agrupados en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (Fegepba).

Ese sector, que incluye empleados ministeriales, maestranzas de escuelas y enfermeros, aceptó un 15% en tres tramos más presentismo.

Tras ese acuerdo, el secretario general de Fegepba, Jorge Baldovinos -representante a la vez de los trabajadores de ARBA y Economía- destacó la propuesta del gobierno bonaerense ya que incorpora una cláusula de revisión que “si bien no es automática, plantea la posibilidad de sentarnos a discutir en octubre si la inflación supera el 15%”.

Esa oferta no fue aceptada por ATE, AJB ni Cicop.