El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo; y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, cruzaron hoy acusaciones por la responsabilidad en los hechos de inseguridad en ese municipio tras el asesinato del colectivero Leandro Miguel Alcaraz, cometido el domingo último en Virrey del Pino.

Magario afirmó que, "por ley, la seguridad es responsabilidad de la provincia de Buenos Aires" y pidió que se le traspase a los intendentes la policía local, ante lo cual Ritondo planteó que el municipio no está "en condiciones" de hacerse cargo de manejar una fuerza de seguridad.

“Mientras la intendenta de La Matanza hace conferencias de prensa y distintas declaraciones desde el pasado domingo, tratando de buscar responsabilidades fuera del municipio, nosotros trabajamos y detuvimos a los presuntos responsables del crimen de Leandro” sostuvo Ritondo.

Agregó que “hace años" que La Matanza "está gobernada por las mismas personas y, a pesar de tantos años de una misma gestión, sólo tienen instaladas 450 cámaras de seguridad, es decir, una cámara cada 4 mil habitantes”.

“Si la seguridad es responsabilidad sólo de la provincia, ¿para qué cobra una tasa de seguridad a los habitantes? ¿Qué hace con ese dinero y con el del Fondo de Fortalecimiento que le dio la provincia? Lo dije siempre y lo reitero, la seguridad la hacemos entre todos", dijo el ministro.

Ritondo también se refirió al pedido de la intendenta de La Matanza para que se le traspase la policía local y recordó que "el ex secretario de Seguridad de ese municipio se fue luego de ser acusado de formar parte de una banda parapolicial que cometía secuestros, entre otros delitos".

"Por eso, no creo que estén en condiciones de manejar una fuerza de seguridad", dijo Ritondo.

Unas horas antes, Magario había pedido a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en una conferencia de prensa, que le "traspase a los intendentes la policía como el Presidente (Mauricio Macri) hizo con la Capital Federal", y afirmó que ellos iban a "saber cuidar" a los vecinos.

Ritondo le respondió con algunas cifras, como las del el Fondo de Fortalecimiento en Seguridad transferido a La Matanza que, según dijo, es de "239.109.900 pesos", pero "durante el ejercicio 2016 ejecutó el 0% del presupuesto".

“Es muy difícil hablar de seguridad con alguien que prefiere poner su nombre en los patrulleros antes de mirar que hay adentro", graficó.

Magario convocó al mediodía a una conferencia de prensa en la sede comunal cuando todavía se llevaba a cabo el velatorio del chofer de la línea 620 de colectivos, Leandro Miguel Alcaraz, asesinado el domingo último en la localidad de Virrey del Pino.

"Queremos cuidar a nuestra gente, pero no somos responsables de esto. No vamos a permitir que con el dolor se haga política. El dolor de Leandro y su familia no es para que se haga política obscena", expresó la intendenta durante el intercambio con la prensa.

La intendenta recordó que la seguridad "no es una responsabilidad de los municipios ni de los intendentes, sino de la provincia de Buenos Aires".

"Hemos hecho infinidad de esfuerzos en materia de seguridad, hacemos inversiones más allá de las que nos corresponden, trabajamos permanentemente y a nosotros nos han querido responsabilizar de lo que no funciona en la provincia y que es responsabilidad de la provincia", agregó.

"Quiero decirle a la señora gobernadora, quien es responsable de la seguridad en la provincia de Buenos Aires, que los intendentes estamos dispuestos a trabajar y de que nos traspase a la policía para que podamos realmente hacernos cargo", continuó.

La intendenta pidió que, al igual que como sucedió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia traspase a los municipios la policía local junto con los recursos económicos para su funcionamiento.

"Le pedimos en nombre de todos los intendentes que se traspase la policía para que podamos ser parte del cuidado de nuestros vecinos",reiteró.

Por otra parte, Magario aseguró que "la inseguridad ha crecido notablemente en los últimos tiempos" al igual que "la droga, que ha fortalecido fundamentalmente nuevos delitos y mucha violencia".

Sobre el crimen de Alcaraz, la intendenta agregó: "Es muy triste que haya tenido que pasar lo de Leandro para que se acordaran que había cámaras y una ley que había sido votada y sancionada el año pasado, aunque no podían resolver cuántos créditos tenían que dar para su colocación".

"Resulta que ayer, rápidamente después de lo de Leandro, pudieron resolver lo de la colocación de las cámaras. Si éstas hubieran estado puestas tal vez hoy Leandro estaría vivo", destacó.

Alzcaraz falleció el domingo por la tarde luego de recibir un disparo en la cabeza y otro en el tórax.

Dos jóvenes lo balearon luego de discutir con él porque no tenían la tarjeta SUBE para pagar el boleto.

En la investigación, dos jóvenes fueron detenidos.