El gigante asiático respaldó hoy el pedido del Gobierno argentino ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr un acuerdo de apoyo económico como reaseguro preventivo, según indicaron fuentes oficiales. De esta manera, el presidente Mauricio Macri sigue consiguiendo apoyo internacional de distintas potencias. Ayer, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había dado una muestra de apoyo explícito a la política económica que lleva adelante.

El presidente Xi Jinping le manifestó al primer mandatario argentino que "tiene la mejor disposición de ofrecerle, dentro de lo posible, toda ayuda necesaria", y agregó que tiene confianza "en las perspectivas de desarrollo de la Argentina".

Asimismo, indicó que “recientemente, impactados por factores externos, algunos países emergentes, como también es el caso de la Argentina, vienen enfrentando nuevos desafíos en el ámbito económico doméstico. He tomado nota de que el gobierno argentino, bajo su liderazgo, ya ha adoptado oportunas y enérgicas medidas, que están rindiendo resultados para estabilizar la situación económica y financiera de su país".

Este es un fuerte espaldarazo para Macri, teniendo en cuenta la necesidad de una buena relación comercial con China, que siempre resulta fundamental para la Argentina.

Según consignó el jefe de Estado chino, "la Argentina podrá superar las dificultades coyunturales y lograr la estabilidad duradera y el crecimiento sano y sostenible de la economía".

El embajador argentino en ese país, Diego Guelar, sostuvo que el gesto de Xi no lo sorprendió, ya que "viene demostrando su solidaridad y apoyo al pueblo y gobierno de la Argentina".