En la Quinta de Olivos recibió a empresarios del ámbito nacional. Los principales temas a abordar fueron la inflación, el retorno del país al FMI y cómo impacta en precios y costos la crisis cambiaria.

Luego de reunirse con siete gobernadores para pedirles ayuda en la baja del déficit fiscal de cada provincia, Mauricio Macri sigue buscando señales de apoyo. Hoy se juntó con diversos referentes industriales y empresarios del país.

No trascendieron aún detalles de la reunión, más allá del temario lógico por el contexto económico actual. Sin embargo, se descuenta que para el Ejecutivo el objetivo principal fue mostrar unidad en un momento delicado y persuadir al empresariado para que el alza del dólar no se traslade con fuerza a la inflación.

Es importante recordar que el Gobierno ratificó la semana previa al anuncio del retorno del país al FMI la meta de inflación del 15%, algo que a la postre y con la escalada del dólar parece difícil de cumplir.

El objetivo del Gobierno es ir sector por sector, como en la última semana cuando llegó a un acuerdo con las empresas petroleras para congelar los precios de los combustibles por dos meses.

Desde Balcarce 50 sostienen que algunos empresarios no están de acuerdo con la velocidad que busca imprimirle el Gobierno a la baja del déficit y de la inflación, pero enseguida insisten con que hay un apoyo mayoritario del empresariado en cuanto al rumbo económico.

Del encuentro de hoy, que fue organizado por el ministro de Producción Francisco Cabrera, participaron Amancio Oneto (Molinos), Gerardo Diaz Beltrán (CAME), Miguel Acevedo (UIA), Luis Betnaza (Techint), Eduardo Eurnekian (CAC), Enrique Cristofani (Santander Rio), Alfredo Coto, Eduardo Elzstain (IRSA), Cristiano Rattazzi (FCA) y Martin Migoya (Globant).