El presidente de la Nación, Mauricio Macri, busca darle mayor poder al Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ante la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Ahora, será una suerte de coordinador del equipo económico del Gabinete y tendrá poder de veto para habilitar o invalidar gastos dentro del presupuesto. Ya le pidió al resto de los ministros que bajen gastos de sus áreas.

Esta medida tiene por objetivo mostrarle al FMI que hay un superministro capaz de conducir la economía, algo que Macri quiere aprovechar por la destacada relación que mantiene Dujovne con la titular del Fondo, Cristhine Lagarde. Hay quienes interpretan que el crecimiento del Ministro de Hacienda podría ser en detrimento de los coordinadores del Gabinete Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, aunque dentro del oficialismo desestimaron esa lectura.

Con esto, se buscará acelerar el plan de reducción de gastos para bajar el déficit fiscal, lo primero que exige el FMI antes de acordar el otorgamiento del préstamo y sus condiciones.

En ese marco, es importante recordar que el Gobierno había anunciado hace dos semanas objetivos más ambiciosos de baja del déficit -de 3,2% del PBI a 2,7% para 2018 y 2,2% para 2019-, aunque luego del tembladeral de la crisis cambiaria esas cifras quedaron en suspenso. Se estima que ese detalle lo terminará definiendo el Fondo Monetario al término de las negociaciones.