La norma alcanza a los requisitos para presentación de antecedentes de los postulantes; más adelante presentarán un proyecto de ley para eliminar los exámenes escritos

El Gobierno emitió un decreto presidencial que apunta a transparentar la designación de jueces federales a través de la presentación de las declaraciones juradas de bienes y la evaluación de antecedentes profesionales.

En el decreto impulsado por el Ministro de Justicia de la Nación Germán Garavano se especifica que en lo que respecta al patrimonio de un postulante y a partir de esta decisión presidencial se hará una profunda investigación técnica. Así, la presentación de la declaración jurada de un postulante no será un mero trámite administrativo sino que intervendrá la AFIP.

Se prevé, además, que haya un equipo especial de la Administración de Impuestos que se encargue de realizar una "investigación patrimonial integral" de los postulantes a un juzgado federal.

En rigor, implicará un exhaustivo cruce de datos entre lo que declara un postulante y la información que tiene la AFIP. Asimismo, se impulsa un sistema de presentación de antecedentes más amplio y detallado.

En una segunda etapa, se elevará al Congreso un proyecto de ley para establecer la eliminación directa de los exámenes escritos a los candidatos a juez. De este modo, la conformación de la terna que se inicia con el llamado a concurso público por parte del Consejo de la Magistratura en la etapa del examen a los postulantes se hará sólo mediante una evaluación oral que se emitirá en directo por TV y redes sociales para el público.

Todo esto apunta a un nuevo esquema de designación de jueces "más transparente y rígido", según indicaron fuentes del Gobierno.