Luego de las declaraciones que hizo la Gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal respecto a la proliferación de Universidades en distintos distritos, y tras considerar que no tiene sentido “llenar la Provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la educación terciaria o universitaria", la mandataria provincial buscó explicar el contexto de sus dichos, que intentaban reflejar una cuestión estadística y de probabilidades más que una afirmación, así como también plantear el debate educativo desde un plano previo al universitario, teniendo en cuenta que si uno de cada dos chicos no terminan la secundaria claramente tampoco llegarán al ámbito universitario.

En ese marco, indicó que “para que todos tengan su oportunidad, tenemos que apoyar la educación pública, desde el nivel inicial hasta la universidad pública”.

Así, anunció que más de cien mil personas se incorporaron este año a la educación primaria y secundaria para adultos en todo el territorio bonaerense, y aseveró que "el camino" del aprendizaje "es la verdadera herramienta para salir de la pobreza".

Asimismo, resaltó: “Tanto lo hemos hecho, en el caso de la universidad pública, que somos el primer gobierno, después de 40 años, que puso en marcha el boleto estudiantil y después de muchísimos reclamos, hoy llega a 15 universidades del conurbano, ratificando nuestro apoyo a la educación pública".

 

Durante un acto realizado en la Casa de Gobierno en la ciudad de La Plata junto al Director General de Cultura y Educación, Gabriel Sanchez Zinny, Vidal sostuvo que "para llegar a la Universidad, antes tiene que haber un Estado que dé la oportunidad de terminar la primaria y la secundaria. Ese camino lo tenemos que hacer entre todos, sin especulaciones políticas y sin grietas".

Antes del anuncio, Vidal y Sanchez Zinny recibieron en el despacho de la gobernadora a un grupo de alumnos adultos que volvieron a estudiar en el 2018.

"Este año creció la oferta educativa y la inscripción de adultos en un 46 por ciento. Hoy hay 111.000 bonaerenses mayores de 18 años más, en relación con el año pasado, que decidieron terminar la secundaria", afirmó.

La gobernadora precisó que la educación permite además "recuperar el valor que nos transmitieron nuestros abuelos y padres, que esforzarse vale la pena. No hay edad para aprender, uno siempre tiene algo más que aprender", y añadió que "para los que no completaron la secundaria, es mucho más difícil tener un trabajo formal, en blanco, con todo lo que corresponde, para mejorar los ingresos y su vida".      

"Nuestra provincia crece cuando los bonaerenses crecen, cuando se superan a sí mismos. Depende del esfuerzo de todos y de que cada uno haga su parte. Este esfuerzo es el que nos hace crecer. La mayoría de los bonaerenses representa lo que somos en la Provincia: gente que la pelea, que se pone de pie, que no se queda quieta ante la adversidad, da batalla y demuestra que nos podemos superar", manifestó.

Y añadió: “El camino de la educación es la verdadera herramienta para salir de la pobreza y ahí no puede haber grietas, en este camino tenemos que estar todos juntos" y concluyó: "nos queda un largo camino por recorrer para garantizar verdadera igualdad de oportunidades en la Provincia y en la Argentina. Que esto pase es parte de que este camino sea cada vez menos largo y que se vaya achicando”.