La reunión que se iba a realizar entre la CGT y el Gobierno fue cancelada por la central obrera por sentirse “manoseada” en relación al manejo de la Casa Rosada en torno al reclamo sindical. Además, no descartan una convocatoria a un paro nacional que en principio tendría como fecha tentativa el 26 de junio, día en que la Selección Argentina jugará su último partido de la fase de grupos frente a Nigeria por el Mundial de Rusia.

Cabe recordar que entre los puntos reclamados por la CGT a la Casa Rosada estaba el cese de despidos en el sector público y privado por los próximos seis meses, y la reapertura de paritarias sin techo, además del pedido de que el Impuesto a las Ganancias no impacte en el medio aguinaldo. Esto último, el Gobierno lo estaba evaluando como posibilidad concreta para anunciar en los próximos días.

Según fuentes del gremialismo nucleado en la CGT, se mostraron molestos por el llamado del Ministro de Trabajo Jorge Triaca, por entender que una nueva reunión con otro funcionario significaría volver las negociaciones del reclamo sindical a foja cero, atentos a que el primer encuentro había sido con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana.

En simultáneo, los ​Moyano (Hugo y Pablo) preparan para este jueves un paro de Camioneros al que se sumarán las dos CTA y las organizaciones como Barrios de Pie, y la CCC, entre otras organizaciones sociales.