El ahora ex presidente del Banco Central de la República Argentina, Federico Sturzenegger, presentó una carta de renuncia al presidente de la Nación Mauricio Macri, donde reconoció haber perdido la credibilidad. Con esa llamativa sinceridad, intentó atribuir a los mercados el deterioro de la confianza hacia su persona, evitando así la lectura de una crisis interna con todo el gabinete económico respecto al rumbo económico y la política monetaria.