La sociedad Morgan Stanley Capital International (MSCI) -una compañía distinta al banco de inversión Morgan Stanley, aunque es su accionista mayoritario- dio a conocer una esperada noticia; la Argentina finalmente asciende a economía emergente, elevando así la categoría de mercado de frontera en la que se encontraba. 

Para el Gobierno se trata de una muy buena noticia para la economía nacional si se tiene en cuenta que la recalificación le permitirá al país atraer inversiones en activos argentinos por entre US$5000 y US$7000 millones.

Cabe recordar que el año pasado Argentina estuvo muy cerca de entrar a la categoría emergente, pero finalmente MSCI indicó que "hace falta más tiempo para ver si los cambios en el mercado argentino se mantienen hasta ser considerados irreversibles".

Dentro de las cuestiones que evaluó el MSCI para cambiar la calificación está el resultado de la última elección que ganó el oficialismo garantizando que el rumbo tendría continuidad en el tiempo y ratificando la dirección elegida. Además, todas las políticas que se llevaron adelante fueron en un sentido de más economía de mercado y de menos intervención, que es lo que se busca para entrar en la categoría de economía emergente.

Sumado a esto, el Gobierno había logrado aprobar la ley de financiamiento productivo, que es un tema central para MSCI, ya que significa mejorar el marco regulatorio del sector financiero.

De esta manera, Argentina logó recuperar aquella categoría que perdió en 2009, cuando el gobierno de Cristina Kirchner dispuso restricciones al movimiento de capitales externos.