En línea con el panorama que trazaron desde el Gobierno nacional, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal reconoció que la provincia de Buenos Aires atravesará un momento difícil en los próximos meses, al anunciar una suba de las asignaciones familiares de los empleados del Estado provincial, un adelanto del pago del medio aguinaldo y un incremento en las jubilaciones mínimas.

"Estamos en un bache o en un momento difícil. Pero estamos en el camino que es el mejor para el bonaerense", señaló Vidal en Casa de Gobierno. Y agregó: "Entendemos el momento de dificultad que atravesaremos en los próximos meses, y que muchos bonaerenses ya están atravesando".

De esta manera, la mandataria se mostró en línea con el jefe de Gabinete Marcos Peña y con el flamante ministro de Producción  nacional, Dante Sica, quienes alertaron sobre la dificultad que atravesará el país hasta fin de año. "Es probable, ya lo han dicho nuestros propios responsables de la economía, que producto de los shocks externos que hemos tenido y la crisis cambiaria, eso va a tener un efecto de algunos meses más recesivos", dijo horas atrás Peña. Mientras que Sica reconoció: "Este segundo semestre va a ser claramente mucho más difícil en el cual vamos a tener que mirar con mucho cuidado a las pymes".

Frente a este panorama, Vidal anunció una suba de las asignaciones familiares de un 21,8% para 118.000 familias, beneficio que no se modificaba desde septiembre pasado, cuando lo hicieron en un  20%. Para los tramos más bajos serán unos $500 adicionales, ya que una familia tipo con dos hijos pasará a cobrar $ 2.824 (actualmente percibe $ 2.318). "Nuestro compromiso siempre fue decirles que no los íbamos a dejar solos, íbamos a dar la cara y respuestas", amplió la gobernadora.

Además de adelantar el medio aguinaldo, que originalmente se iba a pagar junto con el sueldo a partir del lunes 2 de julio, el Gobierno anunció un incremento en las jubilaciones mínimas. Será del 23%, lo que significa $ 1.163 pesos adicionales por mes para cada jubilado.

Las jubilaciones mínimas bonaerenses habían aumentado un 13% en septiembre. En ese marco, la Gobernadora concluyó: "Entendemos que la inflación va a ser mayor a la prevista y por eso tenemos que estar más cerca".