Un dólar sin un pronóstico y de libre flotación, una inflación de 17% consistente con la nueva meta acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y un crecimiento de 2% para un año electoral, son los puntos principales del avance del Presupuesto 2019 que presentó el Ministerio de Hacienda y Finanzas que conduce Nicolás Dujovne.

Así, envió al Congreso un anticipo del Presupuesto, con lineamientos más bien generales de lo que espera el Gobierno nacional que suceda el año que viene en materia económica.

El Gobierno espera que el año que viene la inflación esté en torno al 17% en consonancia con las nuevas metas acordadas con el FMI. "La meta de inflación para 2018 es de 27%, en línea con las expectativas actuales del mercado, de 17% para 2019, y 13% y 9% para los siguientes dos años", indicaron.

Si recordamos que cuando se presentó el Presupuesto 2018, la administración de Mauricio Macri había estimado una inflación para este año del 12%, algo que corrigió a 15% tras ser aprobada la ley de leyes y que a todas luces estará lejos de cumplirse (se proyecta que la inflación de este año rondará el 30% según el propio BCRA), resulta demasiado optimisma, una vez más, creer en los objetivos trazados para el año electoral.

Asimismo, las metas inflacionarias hacia 2020 siguen proyectándose en un dígito, algo poco probable. 

Según detalla el informe, "se espera que la expansión de la economía sea liderada por las exportaciones (10,7%) -impulsadas en buena medida por la reversión de la sequía- y un mayor crecimiento de los socios comerciales". Y agrega: "Se proyecta que un crecimiento de 5,9% de la inversión y de 1% del consumo privado. Esta dinámica será parcialmente compensada por el mayor aumento de las importaciones (+7%), principalmente como respuesta a la necesidad de incorporar bienes de capital".

Asimismo, se presume que habrá una contracción del consumo público (-3,7%), en línea con el cumplimiento de las metas fiscales para el año. Para este año, se espera un alza de alrededor de 1%.

"Los mejores pronósticos para la cosecha de trigo y el rebote de la cosecha de soja, en conjunto con la normalización de los mercados financieros y las mejores condiciones para la inversión conducirán la recuperación de la actividad para el próximo año. Esta sería la primera vez desde el periodo 2003-2008 en que la economía crezca durante al menos 3 años consecutivos", explicaron desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

En cuanto al precio del dólar, se ratificó lo que está establecido en el crédito stand by firmado con el Fondo. "El tipo de cambio se determina libremente en el mercado, con intervenciones ocasionales por parte de la autoridad monetaria, para suavizar cualquier comportamiento disruptivo", escribió Dujovne en el informe que se discutirá desde mediados de septiembre.

Finalmente, en cuanto a la reducción del déficit fiscal, el Gobierno apuesta todo a seguir recortando el gasto público y a tomar fondos en el mercado local, refinanciar vencimientos y echar mano a los fondos disponibles de los desembolsos ya efectuados por el FMI.