El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró hoy que el presidente Mauricio Macri no vetará la interrupción voluntaria del embarazo si se convierte en ley, y respondió así al reclamo surgido desde la Iglesia sobre el proyecto, a horas de que se retome el debate con oradores en el Senado.

"El Presidente ha sido claro en su convicción de la importancia de dar el debate esto implica respetar el resultado del acuerdo y por supuesto no vetar la ley", dijo el jefe de gabinete al término de la reunión de gabinete que Macri encabezó en la Casa Rosada.

Las declaraciones de Peña se dieron luego de que el arzobispo de La Plata, Víctor Fernández, reclamara al Presidente ayer en el Tedeum que vete la norma en caso de que se convierta en ley. "Que la vete si es que tiene una profunda convicción sobre el tema", dijo Fernández durante la ceremonia por el 9 de julio.

"Es una muy buena relación, institucional, como lo es con los demás cultos", respondió Peña consultado sobre la Iglesia. "Hemos sido siempre respetuosos de su palabra, de las cuestiones que cada uno aporta. No encontramos que haya una razón de fricción por habilitar el debate, algo que está en el centro de la vida republicana de nuestro país", contestó en defensa de la decisión de habilitar el debate.