Conscientes que poco mejorará la situación económica durante el próximo semestre, el oficialismo busca recuperar la iniciativa. Por un lado apuestan a su tradicional agenda blanda, la conferencia de prensa sin grandes anuncios, las preguntas y respuestas vía Instagram y la vuelta a los timbreos son algunos indicios.

Por otro lado buscan hacerlo mostrándose activos en materia seguridad, problemática percibida por todas las encuestadoras como la segunda preocupación de los argentinos detrás de las cuestiones económicas. Al anuncio de Macri sobre la participación de las Fuerzas Armadas en cuestiones vinculadas a la seguridad interior se suma la Gobernadora Vidal con la movilización de más de 12 mil policías al conurbano bonaerense.

El plan ideado por el Ministro de Seguridad de la Provincia Cristian Ritondo, no fue anunciado de forma oficial porque filtrarlo gradualmente es más eficiente para que perdure en la agenda mediática. La versión de Clarín y Perfil sostiene que se espera el aval de la gobernadora bonaerense, aunque a algunos intendentes ya les llegaron los detalles. Además sostienen que durará un mes como prueba. Inverosímil. 

Según informó Clarín, se movilizarán un total de 12.301 agentes en diferentes zonas de los 27 partidos del Conurbano y de La Plata. Los efectivos se ubicarán especialmente en las vías que conectan a las ciudades con más población con sus periferias, procedimiento que se combinará con patrullajes y operativos sorpresa en avenidas y calles secundarias. Ante el creciente descontento por parte de la población con el aumento de precios generado por la corrida cambiaria, los jefes comunales ven que la necesidad de cuidar a los ciudadanos de los barrios más difíciles es una prioridad.