La reunión de intendentes del PJ bonaerenses en Hurlingham el marco del Consejo Justicialista sigue aún fresca. Se emitió un comunicado poco moderado en el que se interpela al oficialismo a dar explicaciones por los casos de aportantes truchos en las campañas de 2015 y 2017. Del evento, los referentes territoriales peronistas salieron con la directriz de sacarle el jugo a la situación en cada localidad, con Unidad Ciudadana y PJ actuando en bloque para darle una mayor magnitud a cada manifestación.

Desde el Cambiemos provincial no se mantienen inertes a la ofensiva peronista. La gobernadora Vidal canceló sus visitas a Navarro y Hurlingham, territorios opositores, enviando una clara señal de que no recibirá los embates con una sonrisa.

En el foro de intendentes de Cambiemos se discutirán las bases para la contraofensiva cambiemita. Se buscará exponer el prontuario de los referentes del PJ que, haciendo alusión a los aportantes truchos, monten una escena como paladines de la probidad y la transparencia. También, se sentarán en la reunión las bases para generar impacto en el timbreo de mañana ─si no se suspende por lluvia─, y se pondrá sobre la mesa la agenda de la obra pública ante el inminente panorama de ajustes. En el foro, oficia de local Santiago López Medrano, ministro de Desarrollo Social de la provincia y la figura fuerte de Vidal en San Martín, tierra opositora del conurbano bonaerense gobernada por jefe municipal cristinista Gabriel Katopodis.

En lo que respecta al escenario de confrontación que se abrirá en los ámbitos locales, Día Ocho adelantó esta escalada de acusaciones cruzadas, anticipando una de las lecturas posibles sobre las consecuencias de este asunto: la deslegitimación de “la política”. Esto conformaría las condiciones para la irrupción de un outsider en la escena política provincial. Un actor con un capital social fuerte y respaldo económico, pero sin un sello partidario o historial político que lo desgaste, podría generarle mucho más que una molestia a todo el arco político.