El oficialismo comenzó hoy a discutir la estrategia política de cara al año próximo: mientras la gobernadora María Eugenia Vidal trazó la línea política para los candidatos que competirán en los distritos del conurbano que hoy están en manos de la oposición, el jefe de Diputados, Manuel Mosca comenzó a estudiar la creación de una "red de consejos deliberantes" para coordinar la acción en los municipios.

La gobernadora almorzó con los llamados "sin tierra" de la primera y tercera secciones electorales: son los representantes de Cambiemos en esos distritos que no están gobernados por el oficialismo, la mayoría de los cuáles podrían ser candidatos a intendentes el año próximo. "

Vidal escuchó las necesidades de cada uno de los 35" dirigentes y después "les pidió que militen, que estén  en la calle para defender la gestión", según dejó trascender Diarios Bonaerenses.

La gobernadora estuvo acompañada por su jefe de Gabinete, Federico Salvai, el ministro de Gobierno Joaquín De La Torre, y el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell, y enfatizó un punto en especial: "No es momento para hablar de candidaturas", dijo, tras argumentar que la gente "no está para eso". 

Al mismo tiempo, Mosca reunió a los diputados y senadores oficialistas de las seis secciones electorales del interior bonaerense. Con ellos, comenzaron a analizar la estrategia de armado de las candidaturas distritales, con un ojo puesto en el criterio que se usará para determinar dónde se habilitarán las internas y en cuáles no, algo que todavía no se definió.

Mosca también comenzó a hilar una especie de "red de consejos deliberantes" con un objetivo claro: mejorar la información que desde el poder central de Cambiemos en la provincia llega a los municipios. Al mismo tiempo, en  el encuentro, al que se sumaron radicales y miembros de la Coalición Cívica, también pidió activar la defensa del oficialismo en los distritos y dar batalla contra iniciativas de la oposición allí.