El líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, fue intimado por la jueza Servini de Cubria a retornar las llaves de la sede del Partido Justicialista: “debe dar cumplimiento a lo resuelto por la Cámara Nacional Electoral con fecha  2 de agosto “a la brevedad”.

En este sentido se le ordena al sindicalista designado anteriormente interventor, que devuelva el inmueble de la calle Matheu 130 a sus autoridades: José Luis Gioja y a los demás representantes, quienes se apersonaron y no pudieron entrar.

“No quisimos hacer lo mismo que hicieron ellos que fue ir con la policía. El jueves nos acercamos hasta la sede, estaba cerrada y luego nos dirigimos al juzgado como manda la sentencia de la Cámara”, dijo el diputado a la prensa.