La gobernadora María Eugenia Vidal lanzó junto a un grupo de intendentes del conurbano un operativo de saturación policial en los distritos más complicados del conurbano donde se desplegarán 12 mil efectivos para, entre otros objetivos, combatir los "motochorros". 

El foco estará puesto en los puntos más conflictivos de los 29 partidos del Gran Buenos Aires, así como también en zonas comerciales y puntos de acceso rápido.

A los efectivos que ya realizan esta tarea se sumarán todos los cuerpos especiales, como Caballería, Infantería, policías distritales y locales. La Policía bonaerense intentará cubrir las llamadas "zonas calientes", las más peligrosas del conurbano, así como las inmediaciones de entidades comerciales y bursátiles.

La medida consistirá en operativos sorpresivos a motociclistas y automovilistas, fundamentalmente durante el día, cuando hay mayor concentración de personas en la vía pública. "Ha habido y hemos tenidos muchas situaciones de inseguridad vinculada a la circulación de motos cometiendo delitos en las calles, eso genera miedo en muchos vecinos, que van caminando y cuando ven a una moto con dos personas subidas, ya sienten que hay una amenaza. Ante ese sentimiento de inseguridad es que queremos actuar", aseguró Vidal.

Durante un acto realizado en el Club Lanús, Vidal precisó que se inició "un trabajo en conjunto con intendentes de 29 distritos del conurbano para poder dar las mejores respuestas a un problema que es una de las principales preocupaciones de los bonaerenses", porque afecta "su libertad, su seguridad, la paz y tranquilidad con la que quieren transitar las calles y estar en sus casas, sin tener miedo de que les pase algo".

Según explicó la mandataria, los controles actuarán para detectar "situaciones sospechosas, autos con pedido de captura o denunciados por robo, motos que no están legalmente compradas o carecen de papeles, situaciones de narcotráfico y tenencia de armas ilegales".

Además del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, participaron del acto los intendentes de Lanús, Néstor Grindetti; de Escobar, Ariel Sujarchuk; de Tres de Febrero, Diego Valenzuela; de Pilar, Nicolás Ducoté; de Esteban Echeverría, Fernando Gray; de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Avellaneda, Jorge Ferraresi; de Quilmes, Martiniano Molina; de Berazategui, Patricio Mussi; de Ezeiza, Alejandro Granados, y de La Plata, Julio Garro.