El tres veces gobernador de la provincia de San Juan y diputado nacional, José Luis Gioja, retomó la presidencia del Partido Justicialista tras la intervención del mismo y convocó para hoy sendas reuniones del Consejo Nacional y la Mesa de Acción Política.

El PJ tiene en la agenda lograr un espacio de unidad que permita desplazar a Mauricio Macri de la Presidencia de la Nación en las elecciones del año próximo. En este sentido, la Mesa de Acción Política es presidida por el cuatro veces gobernador de la provincia de La Pampa Rubén Marín, elegido para ejercer un rol de construcción de un peronismo unido desde esa posición.

Por estas horas, el parteaguas que divide a los peronistas es la figura de la senadora Cristina Fernández de Kirchner. La expresidenta se erige como la dirigente con mayor intención de voto en la provincia de Buenos Aires, la jurisdicción electoral más importante del país.

Liderados por el senador Miguel Ángel Pichetto y los gobernadores peronistas presidenciables se abre un arco de dirigentes que trabaja para conjugar a todo el peronismo bajo el mismo espacio, inclusive al Frente Renovador de Sergio Massa, pero sin CFK.

La expresidente presente la mayor imagen positiva en la provincia, pero también lidera en imagen negativa, lo que le provoca un potencial techo a su caudal de votos. Los intendentes peronistas del conurbano bonaerense tienen como prioridad alinearse detrás de su figura en tanto entienden que necesitan de los votos que Cristina arrastraría en cada una de sus jurisdicciones.

Quienes disiden respecto a una candidatura de la expresidente se afirman en que su techo provocaría que Mauricio Macri pueda imponerse en un eventual balotaje. Asimismo, entienden que una derrota en 2019 complicaría las aspiraciones peronistas a largo plazo, por lo que las próximas elecciones deberían llevar al mejor candidato que el peronismo pueda ofrecer, con posibilidades reales de crecimiento en su caudal electoral. Del mismo modo, quieren evitar volver a estar bajo los designios de CFK, como también quedar salpicados por las tramas de corrupción que la rodean.

Las huestes de Cristina Kirchner repiten públicas críticas a Pichetto, quien se lanzó en La Plata como candidato a Presidente. En este sentido, el diputado Agustín Rossi lo comparó a Macri en su pensamiento. Asimismo, Marcelo Puella, dirigente leal a CFK, presentó un pedido al Consejo Nacional del PJ para que expulsen a Pichetto del partido por conspirar en desmedro de Cristina Kirchner.