En la localidad del conurbano bonaerense Esteban Echeverría, cerró la fábrica Extreme Gear, que aprovisionaba de calzados a la marca Adidas y empleaba alrededor de 600 personas.

El intendente justicialista Fernando Gray se lamentó públicamente por la noticia y apuntó a la política económica del Gobierno nacional. “Cuando se elige mirar hacia afuera y descuidar a nuestros emprendedores el costo lo pagan los trabajadores. Adidas es un ejemplo, con el cierre de la fábrica de Esteban Echeverría 660 familias perdieron su empleo y su calidad de vida”, expresó el dirigente en Twitter.

Asimismo, desde Unidad Ciudadana buscaron resaltar el contraste mostrando una foto de Cristina Fernández de Kirchner visitando la fábrica que cerró sus puertas con Mauricio Macri como primer mandatario nacional.

El sector del calzado atraviesa un momento de crisis. Similar al caso de Esteban Echeverría, la empresa de capitales brasileños Paquetá, asentada en la ciudad bonaerense de Chivilcoy, licenciará por vacaciones a todos sus empleados a partir del 28 de septiembre. Sumado a las vacaciones habrá otra semana en que los empleados no asistirán con goce de haberes. De este modo, la fábrica permanecerá cerrada alrededor de un mes debido a la disminución en los pedidos que recibe la empresa por parte de Adidas.

Juan Marcelo López, delegado de la Unión de Trabajadores de Calzado de la República Argentina, responsabilizó a la política económica del Gobierno por el mal momento de la industria. En diálogo con el diario La Razón de Chivilcoy, definió a modo de titular que “Si Cambiemos no cambia, hablar de industria nacional no será más que un recuerdo”.