El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, presentará este mediodía el contenido de la mayor parte del proyecto de Presupuesto 2019, aunque, además de las metas macroeconómicas informadas, anoche desde el Gobierno adelantaron otros ejes tales como tarifas sólo actualizadas por inflación y aumento real del gasto social.

El Gobierno finalmente decidió no enviar el texto el viernes, y, bajo el argumento de que el 15 de septiembre se trató de un día no hábil, se justificó por no cumplir con la fecha máxima que establece la Constitución Nacional.

Es que el oficialismo intenta cuidar la negociación con la oposición para aprobar el proyecto, clave para dar una señal política a los mercados y al Fondo Monetario Internacional, con el que se sigue negociando un acuerdo para asegurar el adelanto a 2019 de todos los fondos inicialmente previstos hasta 2021.

Recién a última hora del domingo, el Gobierno difundió cuatro ejes sobre los que girará la exposición de Dujovne: el ministro resaltará que, por primera vez tras diez años consecutivos de déficit fiscal, se presenta un "Presupuesto en equilibrio".

También, que estará "focalizado en los sectores más vulnerables". "La inversión social aumentará 32% y la seguridad social 35%", detalló un informe que circularon desde el oficialismo.

En un Presupuesto que contempla un fuerte ajuste, de 400 mil millones de pesos, de los cuales $100 mil millones deben absorber las provincias, el Gobierno garantizará que "los aumentos en las tarifas de los servicios públicos no crecerán por encima de la inflación".

En la reunión que mantuvo con gobernadores la semana pasada en el CFI, el ministro del Interior Rogelio Frigerio adelantó que la inflación que estimaba el Ejecutivo para 2019 era del 23%.