Funcionarios del gobierno porteño que conduce Horacio Rodríguez Larreta concurrirán en los próximos días a la Comisión de la Legislatura a explicar los alcances del proyecto de presupuesto para la Ciudad, que será votada antes de que concluya el período de sesiones ordinarias, el 15 de diciembre. Se prevé un cálculo de gastos y de recursos con déficit cero por un monto de 321.457 millones de pesos.

El gobierno porteño presentó ayer ante la Legislatura local el proyecto de Presupuesto para 2019, y la iniciativa girada a la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura porteña y fija un techo del 38 por ciento en los aumentos del ABL y una reducción del impuesto sobre Ingresos Brutos.

Precisamente sobre este ultimo punto, el Ministro de Economía Porteño Martin Mura se explayó: "esperamos recaudar por ese impuesto $ 160.000 millones en 2019. La recaudación de ABL es $ 23.000 millones. O sea, los porteños pagamos 8 veces más II.BB. que ABL.

Y añadió: "el IIBB es el impuesto más distorsivo de nuestra economía. Por eso nos estamos enfocando en bajarlo para el sector primario, la industria y los servicios conexos con el sector productivo, llevándolo a la venta final para ir hacia un sistema más progresivo.", dijo el funcionario en una entrevista para El Cronista.

Según el texto y, en tándem con el gobierno nacional, la administración porteña estipula que "por segundo año consecutivo se plantea un cálculo financieramente equilibrado, sin déficit", con un superávit primario de 25.815 millones de pesos, sin incluir los intereses de la deuda. 

"El 51 por ciento del gasto es denominado por el Gobierno como 'inversión en las áreas sociales", incluyendo Educación, Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Cultura. En gasto de capital, la inversión será del 16,3 por ciento del Presupuesto", sostienen las autoridades porteñas.

Los impuestos inmobiliario y ABL tendrán una actualización promedio del 34 por ciento, con un tope de 38 por ciento, un premio que consiste en bonificar la última cuota para los contribuyentes cumplidores y sin deudas, que se suma al 10 por ciento de descuento ya vigente, agregaron.

En cuanto al plan de inversiones en infraestructura es por 51.640 millones, más 4.033 millones en obras en la red de subterráneos y continuarán los desembolsos de créditos para obras de infraestructura por 187 millones de dólares. Esto representa una reducción del 5% en la obra pública.