El 75 por ciento de los habitantes de la región metropolitana de Buenos Aires considera como "cara o impagable" la tarifa de gas, en tanto que la proporción de quienes aseguran que no pueden hacer frente a los pagos llegó al 38 por ciento, cuando hace seis meses era de 22 por ciento.

Quienes afirman que no pueden pagar la boleta de gas llegan al 38%, pero hace tres meses eran el 33% y hace seis el 22%.

El estudio de la entidad que integran las universidades nacionales de Florencio Varela y de Hurlingham y la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), el 36% afirma de los consultados afirmó que la boleta de la luz es impagable.

En tanto, hace seis meses quienes respondían esto eran el 27%; en tanto que en la actualidad en el Conurbano Sur quienes se inclinan por esa opción ascienden al 44%. Sólo el 25% de los consultados afirmó que el costo del servicio de gas es barato o correcto.

El fuerte aumento de los servicios públicos en los últimos años ha venido afectando de forma continua el bolsillo de los hogares. En las mediciones del Monitor de Clima Social del año en curso en las zonas donde se realiza la encuesta (CABA, conurbano sur, oeste y norte) la opinión sobre el alto costo de los servicios nunca bajó del 64% para el agua, 68% para la luz y 69% para el gas.

"El agua continúa estable, pero la luz y el gas superan el 70% ya en junio y hoy se mantienen en el 73 y 75%, respectivamente", señaló la entidad. Además, advirtió que "el cambio de tendencia más brusco corresponde a la Ciduad de Buenos Aires, que sin tener la peor percepción es la que más ha aumentado sobre el costo de los servicios en promedio".

El aumento de los costos varía entre servicios y también varía por el tipo de consumo: por ejemplo, los hogares en su amplia mayoría no cuentan con medidores de agua, el costo se da por la superficie del inmueble.
Esto se refleja en que el servicio de agua es el que se percibe como menos caro de los tres y así sólo el 28% lo considera impagable