Tras la ruptura del Frente Renovador en la Cámara de Diputados, Sergio Massa se reunió hoy con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y varios referentes del progresismo para acercar posiciones de cara a las elecciones del año próximo.

"Creemos que hay que definir cuáles son los diez temas sobre los cuales tenemos una agenda de compromiso para los próximos 20 años", manifestó el líder del FR tras el encuentro.

Allí, los presentes coincidieron en que puede haber una construcción que tenga "algún reflejo electoral" hacia las presidenciales de 2019, siempre que se comparta "una visión común del país", aunque por el momento la reunión fue sólo para acercar posiciones.

El gobernador Lifschitz consideró que "hay una mayoría de argentinos que son críticos de las políticas" del oficialismo, "no solamente desde un punto de vista ideológico, sino también por los resultados".

"Se prometieron una cantidad de objetivos que parían alcanzables, que generaron expectativa, pero que no se cumplieron", precisó.

Del encuentro, que comenzó cerca de las 11:30 de este lunes en el Centro de Innovación, Asesoría y Proyectos (CEMUPRO), participaron los líderes del partido Socialista y del GEN, Antonio Bonfatti y Margarita Stolbizer, respectivamente, y miembros del equipo técnico de ambos espacios.

La finalidad de este encuentro era la de debatir la situación económica de la Argentina, pero se produjo en medio de la salida de algunos diputados del Frente Renovador encabezados por Felipe Solá, que junto a Facundo Moyano, Daniel Arroyo y otros dos diputados armó un nuevo interbloque de diez legisladores denominado Red por la Argentina, con el Movimiento Evita y Victoria Donda.

De la reunión participaron también el referente de la UCR Ricardo Alfonsín, legisladores nacionales del massismo como Marco Lavagna y Graciela Camaño, y el titular de Libres del Sur, Humberto Tumini, entre otros.

Bonfatti señaló que el socialismo considera "prudente comenzar con una ronda de diálogo y coincidir en temas que hace a políticas de Estado" y convocó a "todos aquellos con los que se pueda coincidir", aunque aclaró que no "se está hablando de frentes" todavía.

"El Gobierno se preocupa sólo por el mercado y no es una finalidad del mercado promover el desarrollo, eso es una tarea de la política y tenemos que demostrarle a la sociedad que estamos a la altura para dar ese planteo. Más allá de las elecciones", expresó Alfonsín.

Tras el encuentro, el Frente Renovador y el socialismo acordaron elaborar un documento conjunto, lo que podría plasmarse luego en un acuerdo para las elecciones PASO de agosto de 2019.

"Hay que darle un lugar al debate. No creo que haya una franja que divida a los renovadores y a los progresistas", sostuvo Stolbizer durante su exposición en la reunión privada que mantuvieron los referentes de ambos espacios.

Buenos Aires, 22 octubre (NA)