El director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia, calculó hoy que en el segundo trimestre de 2018 la pobreza se ubicó en torno al "33 por ciento" en el Gran Buenos Aires y que en el período julio-septiembre la situación fue "peor".

De todas maneras, desestimó la posibilidad de un estallido social similar al del año 2001 por la vigencia de las "transferencias de ingresos" como la Asignación Universal por Hijo (AUH).

"La pobreza está aumentando", explicó Salvia, quien sostuvo que en la actualidad, en el cuarto trimestre del año, la situación "puede ser todavía peor", si bien no descartó que en la segunda mitad del año próximo pueda registrarse una "reactivación" económica.

Al hablar de un "proceso de crisis", el sociólogo cuestionó la orientación de políticas del Gobierno nacional a las que definió como de corte "liberal conservador".

Salvia se pronunció de esa forma durante un encuentro convocado en la Universidad Nacional de Hurlingham del que participaron intendentes peronistas del conurbano y funcionarios de las áreas sociales de 15 municipios del Gran Buenos Aires gobernados por el PJ, en el que se trazó un duro panorama de la situación en cuanto a alimentación, trabajo, salud y educación.

"Todavía no hay despidos masivos pero sí se ven caídas en el nivel de actividad, sobre todo en el sector informal", señaló el experto, lo que redunda, según dijo, en "menor capacidad de consumo en el conurbano" ya que "se reduce el mercado interno".

Salvia dijo que la actual situación se debe a "condiciones internacionales" y "mala praxis", en tanto que si bien reconoció que "pude ocurrir" que se profundice la crisis, consideró que "no está predicho".

En ese contexto, el integrante de la UCA indicó que las "transferencias de ingresos" como la AUH hacen que la crisis no tenga mayor impacto entre los sectores de menores recursos y advirtió que sí se siente con fuerza entre la "clase media baja y clase media".

Además, no descartó una "reactivación" en la segunda mitad del año próximo, aunque advirtió que el conurbano estará en una situación "más fragmentada, precarizada y desigual", en el marco de "una sociedad más empobrecida, con sus expectativas más empobrecidas".

Buenos Aires, 22 octubre (NA)